Un llamado para salvar el planeta

Un llamado para salvar el planeta

Más de 15.000 científicos alertan que se puede llegar a un punto irreversible de daños al planeta.

Pese a los esfuerzos, y ante los embates del cambio climático en el mundo la deforestación, la pérdida de acceso al agua dulce, la extinción de especies, la pérdida de biodiversidad, las emisiones contaminantes no han hecho más que agravar la situación del planeta.

Lo manifiestan más de 15.000 científicos de 184 países en una nueva declaración publicada en la revista BioScience. Los datos recopilados en un artículo por el equipo de William Ripple, de la Universidad del Estado de Oregón (Estados Unidos), advierte que estamos ante un daño sustancial e irreversible que está sufriendo el planeta. “Algunos podrían pensar que estamos siendo alarmistas, pero los firmantes (…) no solo no están lanzando una falsa alarma, sino que están reconociendo que existen señales obvias de que estamos yendo por un camino insostenible”, indica Ripple. El texto destaca que “pronto será demasiado tarde para cambiar el rumbo de nuestra trayectoria fallida”.

Entre las señales que destaca el artículo figura la reducción del 26% en la cantidad de agua dulce disponible por habitante; la reducción en la captura de peces salvajes; las zonas muertas en los océanos han crecido el 75%; se perdieron más de 121 millones de hectáreas de bosque; las emisiones globales de carbono y las temperaturas promedio se han incrementado; se redujeron el 29% los mamíferos, reptiles, anfibios, aves y peces. Los científicos señalan, además, que la población humana creció el 35%.

Un llamado similar fue lanzado en 1992. “En este nuevo documento revisamos estas tendencias y evaluamos la respuesta humana posterior al explorar los datos disponibles”, subraya Thomas Newsome, de la Deakin University y la University of Sydney (Australia), y coautor del trabajo que logró, a través de las redes sociales, recopilar firmas para esta nueva declaración a la que aún se pueden unir científicos.

Los autores indican que en estos 25 años ha disminuido el uso de sustancias químicas que perjudican la capa de ozono, el aumento de las energías verdes y renovables. También se ha desacelerado la deforestación. Sin embargo, sostienen que “pronto será demasiado tarde para cambiar el rumbo de nuestra trayectoria fallida”. Igualmente, se manifiesta optimismo: “podemos hacer un gran progreso por el bien de la humanidad y del planeta del que dependemos”.

Articulos Anteriores
Articulos Recientes
  1. Como se dice en lenguaje popular “HAY QUE PONERSE LAS PILAS”, pero no hay tiempo para detenerse en dimes y diretes; decisiones firmes, ágiles, eficientes , eficientes y sobre todo generosas. Reforestar, invertir en reforestación, gravar a quienes deforestan para emprender el camino. Generar trabajo sustentable mediante el desarrollo de actividades de recuperación medioambiental. Detener el uso de agroquímicos, motorizar el cultivo orgánico, aportando financiación, asesoramiento, apertura y facilitación de mercados. Frenar los monocultivos desertificadores y retornar a la agricultura de rotación. Activar una mega inversión en energías renovables, una drástica reducción de la emisión de gases de efecto invernadero. Reconocer que la acumulación de bienes en pocas manos es uno de los factores determinantes de la destrucción, por lo tanto es ineludible revertir estos procesos. El consumismo o producción de bienes innecesario o dañinos debe ser revisado y corregido. Prohibido desanimarse (sostener que no se puede), crecer en una cultura de compromiso (acción) y de esperanza (vocación).

    Reply

Deja un comentario

No publicaremos tu direcci贸n de correo.