Una guerra con base en imágenes falsas

Una guerra con base en imágenes falsas

Aparecen en la web, se viralizan y suscitan las reacciones de millones de personas. Sin embargo, son falsas y quieren justificar intervenciones armadas.

En 2014 el video de un niño sirio que salva a su hermanita de los disparos de un francotirador del ejército del gobierno de Siria, pese a que él mismo había quedado herido se viralizó en la web recogiendo millones de comentarios favorables. Sin embargo, en noviembre de ese mismo año el director de cine noruego, Lars Klevberg contó que ese video lo grabaron en Malta, utilizando el set de la película “Gladiador”. Participaron algunos actores profesionales y algunos extras contratados entre los refugiados sirios. Quiso demostrar como la guerra y las falsas noticias pueden ser utilizadas para determinar posturas en la opinión pública.

El 7 de abril comenzó a circular una grabación a través del grupo rebelde Jays Al AIslam, una facción yihadista financiada por Arabia Saudita que en esos días todavía controlaba la ciudad de Douma, en la Ghouta orielta (hoy por completo liberada por el ejército sirio). El video muestra las terribles consecuencias de un presunto ataque aéreo con agentes químicos llevado a cabo por dos helicópteros del ejército sirio. Sin embargo, desde hace tiempo en la red anda dando vueltas una grabación que muestra cómo en las escuelas se enseña a los niños a imitar los efectos de un fingido taque químico. Las imágenes se pueden superponer con facilidad y es difícil diferenciar lo fingido de lo real.

siria falsa 02Millones de usuarios de internet y de las redes sociales reaccionan ante imágenes de este tipo con indignación y justificando que haya un castigo militar, salteando todo proceso político que, primero, recoja pruebas que demuestren que los episodios denunciados hayan existido, y que luego se actúen de acuerdo al derecho internacional y a la carta orgánica de la ONU.

En Siria esto ocurre desde hace seis años, durante los cuales ha sido duramente castigado el país con una guerra por procura allí instalada desde el exterior, y que ha provocado cientos de miles de muertos y el desplazamiento de más de la mitad de la población, además de enormes destrozos materiales. Hay que detener este absurdo tolerado a los más altos niveles políticos de gran parte de Occidente.

Deja un comentario

No publicaremos tu direcci贸n de correo.