Una final toda europea

Una final toda europea

Francia y Croacia disputarán el primer puesto en un Mundial caracterizado por grandes desilusiones.

Contrariamente a lo previsto, la final de Rusia 2018 enfrentará sorpresivamente a Francia y Croacia. Pocos previeron que la anfitriona fallara a último momento, quedando por el camino, que Alemania y Brasil, pese a no convencer demasiado no hicieran valer la historia o que un equipo como el de Uruguay pudiera quedarse afuera.

Sin embargo, incluso la quizás sobrevalorada Inglaterra podrá solo aspirar al tercer puesto si logra superar a Bélgica, que se ha revelado como adversario incómodo.

Los croatas lograron ayer una hazaña, aunque sin brillar demasiado, al dar vuelta a un partido con los británicos en el que sufrieron la inicial desventaja de un gol. El balcano supo insistir demostrando una garra notable, siendo además el tercer partido que disputaron con alargues.

Antes Francia había superado con la mínima al equipo belga en una semifinal toda europea. Es otra de las novedades de este mundial, del que los equipos sudamericanos y México regresaron, en el caso argentino y brasileño, con muy poca gloria.

Pero ya está. Sirve ahora aprender de los errores y pensar no solo en los futuros cuatro años, sino en un plazo más largo cuidando de las divisiones juveniles y dejando a un lado las decisiones de corto plazo y las ideas de un fútbol de líderes carismáticos y supertalentosos. Capaz que en aprender a formar equipos está el secreto.

Deja un comentario

No publicaremos tu direcci贸n de correo.