Un día crucial para el presidente de Perú

Un día crucial para el presidente de Perú

Pedro Pablo Kuczynski tendrá una hora para convencer a los legisladores que no recibió pagos directos de Odebrecht.

Hoy es un día clave para Perú. El presidente Pedro Pablo Kuczynski deberá defenderse en el Congreso de la acusación de haber recibido dinero de la empresa brasileña Odebrecht, 4,8 millones de dólares y haber mentido acerca de las relaciones con esta constructora.

El presidente podría quedar destituido y tendrá para sus descargos una hora de tiempo para convencer a los legisladores dispuestos a votar en su contra acerca de que no mintió.

Kuczynski sostiene que estamos ante un golpe institucional por parte del partido fujimorista, Fuerza Popular, que controla 71 de las 130 bancas del Parlamento. Para destituirlo se necesitarán 86 votos y hasta el momento hubo 93 votos a favor de enjuiciarlo. Otra cosa es si esos votos se convertirán en favorables a la destitución.

El oficialismo está negociando con los demás partidos la manera de evitar este golpe mortal para la gestión del mandatario. La defensa argumenta que desde que en 2004 Kuczynski asumió como ministro del gobierno de Alejandro Toledo, dejó de controlar la empresa consultora de la que era titular y no estuvo al tanto de los asesoramientos y los pagos recibidos de Odebrecht. Se sostiene además que Fuerza Popular se está vengando de no haber sido derrotado en las elecciones, por lo que está desgastando la gestión de Gobierno habiendo censurado ya a cinco ministros del Ejecutivo.

Algunos sectores de los partidos que votaron por el enjuiciamiento comenzaron a dudar de si acompañar o no el voto que interrumpa el mandato presidencial. Habrá que esperar la votación del día de hoy. En caso de prosperar la iniciativa de declarar vacante la presidencia, el primer vicepresidente continuará el mandato de Kuczynski.

Deja un comentario

No publicaremos tu direcci贸n de correo.