Siria: la rebelión interna que nunca existió

Siria: la rebelión interna que nunca existió

En Ghouta oriental no había 400.000 rebeldes, sino unos 105 mil ciudadanos sirios rehenes de unos 7 mil yihadistas, la gran parte extranjeros.

La versión de una rebelión generalizada que habría derivado en un conflicto armado interno en Siria, defendida por los medios occidentales, se desmorona en la medida en que el ejército regular sirio recupera los territorios ocupados por los supuestos “rebeldes”.

Según esa versión en el cordón verde que rodea Damasco, la Ghouta, en particular en la zona oriental, se habían acuartelado 400 mil rebeldes moderados. Sin embargo, la ofensiva que ha permitido liberar la casi totalidad de la zona de los yihadistas gracias al cese de las hostilidades conseguido con la Resolución 2401 del Consejo de Seguridad de la ONU, está mostrando otra cosa. Cuando ha sido liberado un 94% del sector y siendo poco probable que se hallen todavía grandes cantidades de personas, son unos 105.000 los ciudadanos que salieron del dominio de los guerrilleros yihadistas.

Los yihadistas evacuados, posiblemente extranjeros, han sido unos 7.000. Los milicianos, de los cuales unos 1.500 llevaban todavía armas livianas, han sido escoltados hasta Idlib, donde se estarían concentrando.

Por otra parte, los ciudadanos sirios liberados están denunciando el hecho que los yihadistas usaban como esclavos a todos los varones en edad de poder cavar túneles y construir fortificaciones. Se supo además que la empresa estadounidense Caterpilar haya colaborado con maquinaria en la realización de los túneles. Las condiciones de vida descritas por los civiles eran terribles.

Además, se filtró la presencia en Ghouta oriental de asesores militares británicos y franceses, quienes pudieron ser evacuados con el convoy humanitario organizado por la ONU, un sistema en su momento organizado cuando fue liberada de los yihadistas la ciudad de Alepo.

Articulos Anteriores
Articulos Recientes
  1. La gran lucha desigual es neutralizar las operaciones de prensa de los operadores de los sectores concentradores. Es un signo de los tiempos, una lectura rápida de la faz de esta cultura es EL ENGAÑO COMO ARMA DE DOMINACIÓN.

    Reply

Deja un comentario

No publicaremos tu direcci贸n de correo.