Saludo expedito

Saludo expedito

Como cada 19 de abril invocamos al santo de las causas justas y urgentes.

En honor a la verdad, sería justo rescatar del mutismo a una persona nacida en el taco de la península itálica el jueves 19 de abril de 1945, bajo el nombre de Piero Antonio Franco de Benedictis, acriollado desde joven en nuestros pagos, conocido como Piero.

Piero vivió en Allén, provincia de Río Negro, donde su viejo tenía un negocio de radio y tocadiscos.
Allí cursó sus estudios y luego tuvo su etapa de seminarista, que después cambió para dedicarse de lleno a la música, a mediados de los 60’.
A lo largo de 30 años compuso junto a José Tcherkaski, logrando notables éxitos de venta. Sus letras son inconfundibles, se centran en los seres humanos y su realidad, brotando la denuncia social y la poesía, por todos los poros.

Hombre de fuerte militancia, tuvo su exilio forzoso. Regresó en los 80’, junto a la banda “Prema”, integrada por músicos de la talla de Babú Cerviño, Alejandro Lerner, o “el Mono” Izarrualde entre otros.
Llenaron dos conciertos en Obras, por 1982, pero luego nuestra música nacional entró en un letargo compositivo, donde las letras poco importan.
Piero sigue componiendo y haciendo giras. Por eso se lo reconoce en países como Colombia, donde la sensibilidad está a flor de piel.

Nos vamos con el reconocimiento a tamaño artista, que en nuestra opinión cuenta con la aprobación del público más exigente, los chicos. Prueba de ello, es el álbum La sinfonía inconclusa en la mar, que sin saberlo, muchos de nosotros hemos canturreado alguna vez…

Etiquetas

Deja un comentario

No publicaremos tu direcci贸n de correo.