Postres rápidos para las comidas navideñas

Postres rápidos para las comidas navideñas

Se acerca la Navidad y hay momentos en que buscamos una solución rápida al menú de esos momentos de fiesta.

Quiero sugerir dos recetas de postres que pueden ir bien en esa oportunidad. Más que una receta, es una combinación entre productos ya preparados. Una es muy simple, fresca, útil para días calurosos.

Hay que conseguirse un buen helado de crema. Puede ser una crema americana, por ahí granizada (con pedacitos de chocolate) vainilla, un sabor tres leches (conocido en Chile), sambayón, que usarán como base. No conviene que sea un sabor demasiado fuerte para no anular los demás sabores. Espolvorear cada porción individual con granos de café instantáneo saborizado (tipo Nescafé). Los hay de varios sabores: vainilla, amaretto. Este último sería el más indicado. Finalmente, cubrir el helado con cucharadas de yogur de fruta (frutilla, damasco, durazno, papaya, etc.). Se formará una deliciosa combinación entre el helado, el café y el yogur.

helado yogurtCon un helado también podemos elaborar un postre bastante más consistente consiguiendo un buen pandulce, los de estilo italiano (en la Argentina aparecen los Bauducco, por ejemplo, que, aunque producidos en Brasil, siguen la receta italiana), aunque importados no son tan caros como los que vienen de Italia. Corten la tapa y vacíen el pandulce quitando delicadamente la miga para que solo queden las paredes exteriores. Será una operación delicada para evitar fisuras.  Si entre los comensales habrá niños, mojen la miga con jugo de naranja hasta hacer una cremita húmeda. Utilicen el helado (una vez más recomendamos gustos no demasiado fuertes, como la vainilla, la crema americana o el sambayón) para llenar hasta la mitad. Agreguen la miga remojada (si no hay niños en la mesa la pueden remojar con un whisky o cognac). Terminen de llenar la otra mitad del pandulce, coloquen la tapa y déjenlo un tiempo en el congelador. Unos 20/30 minutos, para que el helado no se derrita.

El momento ideal para prepararlo es mientras se esté comiendo, aprovechando que el helado no bene estar demasiado duro ni demasiado líquido para así poderlo introducir en el pandulce. Si lo tenían conservado en el freezer, será útil sacarlo unos 5/6 minutos antes para que se ablande lo suficiente. El tiempo que luego pasará el postré en el congelador permitirá que el pandulce no se endurezca demasiado y se puede cortar en fetas. Puede que media feta sea suficiente para cada porción siendo un postre muy consistente.

Todo el mundo sugiere acompañar con champán o espumante. Quien escribe encuentra que en una comida donde hemos utilizado un vino de mayor graduación, un tinto por ejemplo, ese pasaje a un vino de menor graduación no suele ser afortunado y no siempre provoca beneficios. Mi sugerencia es un vino para dulces o una cosecha tardía, si es que durante la cena hemos servido vino blanco.

De todos modos, si tendrán que conducir, no tomen bebidas alcohólicas.

¡Felices fiestas!

Etiquetas
Articulos Anteriores

Deja un comentario

No publicaremos tu direcci贸n de correo.