Pollo horneado al limón

Pollo horneado al limón

Desde siempre el pollo al horno es uno de los platos que más agradan a los niños, deseosos de comerse la pata aferrándola con las manos, algo que en casa podemos consentir sin problemas.

Esta receta es extremadamente simple. Preparen el pollo entero para cocinarlo sacándolo al menos una hora antes de la heladera (y es obvio que ya estará descongelado), de modo que esté a temperatura ambiente. Durante ese tiempo, o el día anterior, habrán preparado una salsita para adobarlo con un par de cucharadas soperas de aceite de girasol (maravilla), un par de dientes enteros de ajo, hojitas de romero y orégano fresco (traten de tener estas hierbas en una maceta, es muy simple), una pizca de comino, sal y pimienta.

Con un pincel de cocina untarán abundantemente la cavidad interna del pollo con este aliño y dejarán adentro los dientes de ajo, y harán lo mismo con todo el resto del pollo. Antes de atar las puntas de las patas para que no salga, introducirán en la cavidad interna un limón entero. Cuiden que sea de un tamaño adecuado y traten de no romperlo (dejaría en la zona un sabor amargo).

Pasen el pollo a una fuente baja o una asadera y luego lo meterán al horno que estará bien, bien caliente (habrán notado que cuando introducen una comida en el horno frío, fácilmente absorbe los olores del horno, de ahí la sugerencia de precalentarlo).

La cocción dependerá del estado del horno. Lo preferible es sacarlo con la piel bien crujiente. Una vez cocido el pollo, lo partirán retirando el limón cuidando que no se rompa. Habrá dejado en la carne un tenue y delicioso sabor

pollo al horno 02¿Y cómo acompañamos este plato? Las papas son el acompañante preferido, aunque les sugiero tener en la mesa una buena ensalada de lechuga, zanahoria rallada, tomates y palta preparada en generosas cantidades.

Corten las papas en tajadas de medio cm de espero, más o menos. Las colocan en una fuente y le agregan sal y pimienta, hojas de romero, aceite y las mezclan con las manos, luego las introducen en el horno caliente junto con el pollo.

Todo listo para sentarnos a la mesa. Jugo de fruta para los niños y los grandes disfruten del pollo, esta vez, con un buen vino blanco frío. Sugiero un sauvignon blanc o un chablis.

Etiquetas

Deja un comentario

No publicaremos tu direcci贸n de correo.