Platos para “fin de mes”

Platos para “fin de mes”

Buenas alternativas cuando comienza a escasear el dinero.

Cuando se acerca fin de mes, no son pocas las familias que deben medir cada gasto, incluido el de la comida. Hay que tener cuidado, porque en tren de reducir costos podemos cometer el error de comer mal o desequilibrar la dieta familiar recurriendo a soluciones fáciles, pero poco saludables. Como en el caso de fideos condimentados con panchos (vienesas) saltados en la sartén. ¡Un espanto!

plato fin de mes 02En primer lugar, busquemos en la heladera. No tener mucho dinero e incluso tirar comida es una combinación fatal, casi inmoral. Por ahí, encontraremos algunos brócolis de hace unos días, nos quedó alguna zanahoria y alguna papa hervida de un puchero, algo de carne o pollo, un poco de espinacas o de acelga, un resto de arroz… Muy bien, si no ha pasado demasiado tiempo son aprovechables. Preparemos una salsa blanca (bechamelle), poniendo tres cucharadas de aceite en una cacerola, cuando esté caliente primero añadimos un par de cucharadas de harina y sin que se ponga rubia, una taza de leche fría (puede ser leche en polvo sin lactosa, para los que tienen problemas).  Revuelvan bien hasta que se ponga espesa y pueden sazonarla con sal y un poco de nuez moscada si tienen. Dejen que se cocine durante diez minutos. Luego añadan los restos que han encontrado en la heladera (si les queda algo de queso rallado se lo pueden añadir), no hará falta avanzar en la cocción pues todo ya está cocido, pasen todo a una fuente que habrán untado y luego a horno bien caliente durante 25/30 minutos, hasta que se haya dorado la capa superior.  Tendrán un pastel bastante sustancioso que podrá resolver el tema de la cena.  Si la prefieren a la salsa blanca, pueden usar la combinación de batir 3 huevos y una taza de leche.

plato fin de mes 03Otros amigos de la cocina son los huevos. No es caro comprarlos si no tenemos, se combinan con muchas cosas. En mi casa, cuando se acercaba fin de mes y disminuía no sólo el dinero disponible sino también las reservas de la alacena, mi mamá no se perdía de ánimo: cortaba en juliana 2 o 3 cebollas grandes y las salteaba delicadamente a la sartén con poco aceite hasta que se ablandaran por completo. A parte, batía 4 huevos grandes (para otras tantas personas), le añadía pimienta, un buen puñado de perejil picado y – si quedaba – algunas cucharadas de queso rallado y luego primero mezclaba las cebollas a los huevos batidos y luego pasaba a la sartén bien caliente esta tortilla. La cubría con un plato grande para darle vuelta y cocinar el otro lado. Según el gusto, algunos la prefieren más seca, otros más húmeda.

En lugar de la cebolla, podemos utilizar acelga o espinaca que habremos hervido previamente. Si en la heladera nos queda algún resto de carne o pollo, puede ser una excelente combinación para este tipo de tortilla. También pueden usar zanahorias ralladas, crudas, se cocinarán durante la preparación de la tortilla.

plato fin de mes 04Y la tortilla puede ser también una buena manera de recuperar fideos que nos han quedado. También pueden hervir para este fin unos espaguetis. Preparar un buen batido de huevos, digamos 4 para 400 gr de fideos, con perejil y queso rallado si es que nos queda y… a la sartén.

Etiquetas

Deja un comentario

No publicaremos tu direcci贸n de correo.