Palpitando el 5778

Palpitando el 5778

El encuentro entre Mauricio Macri y Benjamin Netanyahu.

No se trata de una cábala quinielera, sino del encuentro que compartieran el martes 12 de septiembre, el presidente Mauricio Macri, y el premier de Israel, Benjamin Netanyahu, durante la segunda jornada de su visita.

Este encuentro tuvo dos momentos. Durante el primero, el mandatario argentino entregó documentación digital relacionada con el Holocausto, producida por la Cancillería argentina entre 1939 y 1950.

Se trata de archivos compilados por el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, e incluyen cartas, telegramas, artículos de diarios, notas e informes de aquella época.

La mayoría de la documentación ha sido de carácter público y aquellas carpetas que figuraban como informes reservados, fueron desclasificadas por el decreto 232/1992.

Los archivos, cercanos a los 140 mil, se refieren tanto a la situación y actitud de los distintos países frente a la Segunda Guerra Mundial, como a la atención por parte de la Cancillería y la asistencia a ciudadanos argentinos.

Se destacan los informes políticos y el análisis de la prensa local realizado por los funcionarios argentinos en el exterior sobre temas como la Tercera Reunión de Cancilleres de 1944, la cuestión de la neutralidad, las declaraciones de guerra de los diferentes estados y las listas negras, entre otros.

La documentación digitalizada será compartida con el Estado de Israel e instituciones israelíes dedicadas al estudio, la educación y la investigación sobre el Holocausto y su significación.
Tema que siempre nos interpela, y sobre el que debemos seguir aprendiendo como humanidad, para ser una mejor sociedad.

A continuación, tuvo lugar un almuerzo en honor del Primer Ministro visitante. Macri apeló a la tradición judía de la celebración del Año Nuevo, al hablar en el brindis del almuerzo servido en honor del gobernante israelí en el Museo del Bicentenario: “Comamos todos un poquito de manzana con miel para que tengamos un año muy, pero muy dulce”, dijo el presidente. “Estando cerca de las fiestas judías quiero desearles un feliz nuevo año 5778 y los quiero invitar a todos a que brindemos por la relación entre Argentina e Israel”, sostuvo.

El Presidente destacó, que la visita “es una gran oportunidad para reafirmar nuestros lazos en un mundo que cambia vertiginosamente, con la tecnología y la innovación que pasan a ser un elemento fundamental en la creación de empleo y oportunidades para nuestra gente”.

También recalcó su satisfacción por el hecho de que Netanyahu vino al país con representantes de más de 30 compañías y confió en que esto abre paso para “intensificar” las relaciones de intercambio entre ambos países.

Gran viaje para la comitiva israelí, quien cierra el 5777 a todo vapor que finalizará en unos días. Acto seguido, del 20 al 22 de septiembre, tendrá lugar la Fiesta de Año Nuevo: Rosh Hashaná.

Fuente: CasaRosada.gob.ar

  1. Son todos buenos nuestros presidentes. Cual fue la moneda de cambio de la información entregada? Me suena vacía e ingenua la nota.

    Reply

Deja un comentario

No publicaremos tu direcci贸n de correo.