Oración Interreligiosa por la Vida

Oración Interreligiosa por la Vida

En el marco de la Jornada de oración y ayuno y del compromiso por la vida #ValeTodaVida, asumido por la Iglesia Católica, representantes de diferentes religiones y confesiones cristianas se reunieron para manifestar juntos, desde la diversidad, el respeto a la vida humana, y expresar el compromiso común de cuidarla.

Estuvieron presentes las autoridades de Culto de la Nación, Embajadores Santiago Estrada y Alfredo Abriani y de la Ciudad, Sr. Federico Pugliese.

El Presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, Mons. Oscar V. Ojea, inició el encuentro con unas palabras de bienvenida donde recordó que habrá un tiempo para expresar valores comunes y escuchar con respeto la Oración de cada líder religioso, según su credo o confesión cristiana.

Fueron leídas las siguientes expresiones de valores comunes:

* Nos unimos en el agradecimiento por la vida de todos los argentinos de las generaciones pasadas, presentes y futuras, convencidos del valor de cada vida y asumiendo juntos la responsabilidad de defenderla, invocando la protección de Dios, fuente de toda razón y justicia como afirma el Preámbulo de la Constitución Nacional.

* Nos unimos en el cuidado de la vida, don valioso y a la vez frágil, amenazado por los diferentes tipos de adicciones, por la pobreza y la marginalidad, y por diversas formas de violencia en las que muchas personas ven en peligro su existencia, particularmente, el aborto que amenaza la vida recién concebida.

* Nos unimos para sostener y promover el valor del derecho a la vida y de su dignidad. Lo hacemos apoyados en nuestras distintas tradiciones en diálogo con la ciencia, como personas que amamos la vida; y en consonancia con iniciativas cristianas e interreligiosas a favor de la vida en nuestro continente.

* Nos unimos en el testimonio de defender conjuntamente, el derecho a la vida y el derecho a la libertad religiosa y objeción de conciencia, porque cada uno de ellos tiene una importancia primordial, el primero por ser el soporte de todos los demás derechos, y el segundo por estar íntimamente relacionado con el primer deber del hombre de reconocer la gratuidad de Dios.

Posteriormente fue leído un texto de la profecía de Zacarías que invita a contemplar una situación de vida plena, y luego el Salmo 27.

Luego, los líderes religiosos expresaron breves plegarias de cada religión presente en esta celebración, según la forma y estilo de su fe.

El Padre Fernando Giannetti, secretario ejecutivo de la Comisión Episcopal de Ecumenismo, relación con el Judaísmo, invitó a los Delegados de Ecumenismo y Diálogo interreligioso, a dirigir la lectura de la Oración de San Francisco de Asís, para que quienes deseen se unan al compromiso de impulsar la defensa conjunta de la vida, para hacer posible la paz y concordia en la sociedad argentina.

Luego del saludo fraternal de la paz, Mons. Carlos Malfa dirigió unas palabras de despedida y apagó la vela encendida al inicio de la celebración.

Fuente: CEA

Deja un comentario

No publicaremos tu direcci贸n de correo.