Ola de calor en China por efecto del cambio climático

Ola de calor en China por efecto del cambio climático

Regiones que tradicionalmente tienen un verano fresco, están soportando temperaturas de 37 y 39 grados. Las autoridades han alertado a la población.

En varias regiones de China ya se ha dado el alerta por las altas temperaturas debido a la ola de calor que afecta al país en los últimos días. Liaoning, Jilin, Chongqing, Hubei, Xinjiang y Mongolia Interior han experimentado en días recientes temperaturas de entre 37 y 39 grados centígrados, informó esta semana el Centro Meteorológico Nacional.

En la provincia nororiental de Liaoning, donde la gente está acostumbrada a veranos frescos, el tema principal de discusión en las redes sociales ha sido cuándo cesará el abrasador calor. Expertos de la Sociedad Meteorológica de Liaoning explicaron que el Ciclón Subtropical del Pacífico Occidental se desplazó hacia el norte, a latitudes más altas, este mes, más temprano de lo común, lo que ha elevado las temperaturas de manera inusual en el noreste, e incluso ha influido en el clima de Rusia y algunos países nórdicos. Según el centro meteorológico, es probable que la ola de calor continúe azotando el noreste y el norte.

La entidad recomendó a los habitantes de las zonas afectadas reducir sus actividades al aire libre, y a las autoridades locales tomar precauciones contra eventuales incendios a causa del incremento excesivo en el consumo de electricidad. China tiene un sistema de advertencia de tres niveles, codificado por colores, para las olas de calor, con el rojo representando el más severo, seguido por el naranja y el amarillo.

Una investigación del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) ha demostrado que, más allá de un cierto umbral de temperatura y humedad, una persona no puede sobrevivir sin protección al aire libre durante periodos prolongados, como, por ejemplo, los agricultores deben hacerlo. El nuevo estudio señala que bajo los escenarios normales de las emisiones de gases de efecto invernadero, ese umbral se alcanzará varias veces en la región de la llanura norte de China entre 2070 y 2100. Este lugar va a ser el lugar más cálido para olas de calor mortales en el futuro, especialmente bajo el cambio climático, afirman los científicos. Y los signos de ese futuro ya han comenzado: ha habido un aumento sustancial en las olas de calor extremo en el NCP ya en los últimos 50 años, muestra el estudio. El calentamiento en esta región durante ese periodo ha sido casi el doble del promedio mundial.

En 2013, las olas de calor extremas en la región persistieron durante hasta 50 días, y las temperaturas máximas superaron los 38 ºC (100 °F) en algunos lugares. Las principales olas de calor ocurrieron en 2006 y 2013, batiendo récords. Shanghai, la ciudad más grande del este de China, rompió un récord de temperatura de 141 años en 2013, y decenas murieron.

Deja un comentario

No publicaremos tu direcci贸n de correo.