Oferta rechazada

Oferta rechazada

En la reunión por la paritaria docente no hubo sorpresas, ni novedades, mucho menos avances en la negociación y aspiración a llegar a un acuerdo que garantice que el próximo 5 de marzo los más de 4 millones de alumnos que asisten a escuelas públicas inicien las clases con normalidad.

Todo ocurrió de acuerdo a lo esperado. El gobierno formuló a los representantes gremiales la misma propuesta que había plasmado, de manera informal, semanas atrás y los docentes volvieron a decir “no”.

Ayer, en la sede del Ministerio de Economía de La Plata, en lo que significó la primera reunión de la mesa técnica salarial, a sólo semanas del comienzo del ciclo lectivo, la administración que comanda la Gobernadora María Eugenia Vidal oficializó a los trabajadores del sector educativo la oferta consistente en 15 por ciento de aumento en tres tramos, sin cláusula gatillo y con un bono por presentismo.

El rechazo de los gremios a esta propuesta había sido anticipado. Desde el Frente de Unidad Docente habían exigido un piso del 20 por ciento e incluir, al igual que ocurrió en el año 2017, la cláusula gatillo.

Consultado por la negativa de incorporar la cláusula gatillo en la negociación salarial, el Ministro de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires, Marcelo Villegas, informó a este medio que el Gobierno bonaerense debe “alinearse con las metas inflacionarias fijadas por el Gobierno nacional” y, en ese sentido, “la cláusula gatillo este año resulta ser una herramienta que no contribuye con cumplir los objetivos macroeconómicos de la Argentina”.

Por su parte, desde los gremios le exigen al Gobierno de Vidal que utilicen esta herramienta como muestra de “buena voluntad” para garantizar que los docentes no pierdan poder adquisitivo frente a la inflación.

Al término del encuentro, la titular de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), Mirta Petrocini, afirmó: “Reiteramos nuestro reclamo por una recomposición salarial, la incorporación de sumas no remunerativas al básico y la aplicación de cláusula gatillo. Asimismo exigimos una nueva convocatoria a paritarias salariales en un plazo inmediato”.

De igual forma, el líder de Suteba, Roberto Baradel, sostuvo: “La propuesta que han hecho (el Gobierno) plantea una pauta salarial a la baja y que los trabajadores perdamos poder adquisitivo. Hoy la Provincia tiene los recursos para que esto no sea así e igual han optado por una oferta de esas características”. “El gobierno de la Provincia no prioriza el tema de la educación ni tiene intención de mejorar los salarios docentes y la educación en general”, agregó el sindicalista.

La semana que viene habrá una nueva convocatoria por parte del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires a los gremios del sector educativo para continuar con las negociaciones paritarias, el interrogante pasa por si la administración de María Eugenia Vidal mejorará la oferta o sostendrá este aumento del 15 por ciento, sin cláusula gatillo, que ya fue rechazado de plano, en dos oportunidades, por los sindicatos.

Articulos Anteriores

Deja un comentario

No publicaremos tu direcci贸n de correo.