Obtener energía de los residuos urbanos

Obtener energía de los residuos urbanos

El Ceamse y Secco SA realizarán dos plantas en la provincia de Buenos Aires que explotarán biogás obtenido de la basura, produciendo 10 Megavatios.

El Ceamse (Coordinación Ecológia Area Metropolitana Sociedad del Estado) es una empresa pública creada por la provincia de Buenos Aires y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para el tratamiento de los residuos sólidos urbanos.

La empresa está llevando a cabo un proyecto para convertir los desechos en energía útil, aprovechando los que están depositados en el relleno sanitario de Ensenada, a unos 60 km de la capital argentina.

El ministerio de Energía de la Nación, a través del programa Renovar, adjudicó a la empresa y a otra firma privada, Secco SA, dos proyectos de generación de energía renovable a partir de residuos que servirán para producir biogás.

Los dos proyectos, el segundo se realizará en González Catán, podrán generar una potencia total de 10 MWh cubriendo el consumo de unos 17.000 hogares, alrededor de 70.000 personas. Desde el 2012, el Ceamse está produciendo energía con esta modalidad, alcanzando hasta el momento los 15 MWh, en el Complejo Ambiental Norte III.

El principio básico es que los residuos tienen valor y pueden ser una oportunidad para incorporar tecnologías de tratamientos de residuos, apoyar el reciclaje la producción de compost y disminuir la emisión de gases de efecto invernadero.

Se estima que el tiempo de construcción de las plantas de Ensenada y González Catán será de 6 meses.

La última etapa del proceso de descomposición de los residuos en el módulo de relleno sanitario, es la llamada metanogénica, que genera gas metano que, mezclado con dióxido de carbono y otros gases en menor proporción producen el biogás. El biogás se extrae del relleno a través de pozos o trincheras, se genera una succión o depresión dentro del módulo para conducirlo al tratamiento de depuración y dejarlo apto para alimentar un motor de combustión interna.

Los especialistas explican que la basura que generan las ciudades, aunque se la entierre, termina generando gas metano. Si este no es contenido o se le da otro provecho, termina ascendiendo a la atmósfera, donde se transforma en anhídrido carbónico o CO2, causante del calentamiento global.

Deja un comentario

No publicaremos tu direcci贸n de correo.