Menem, la impunidad y la Justicia

Menem, la impunidad y la Justicia

El ex presidente se quedaría fuera de las PASO por su condena por el contrabando de armas. Lo mismo ocurrió en 2003 con Romero Feris.

Lo más curioso de la decisión de la Cámara Nacional Electoral de impugnar la candidatura al senado del ex presidente Carlos Menem a las PASO es la decisión de sus partidarios riojanos de apelar el fallo.

Menem ha sido condenado en dos instancias a 7 años por el contrabando de armas con una pena accesoria de inhabilitación de 14 años a ejercer cargos. La sentencia no está firme, debido a que el condenado presentó un recurso ante la Corte Suprema. Sin embargo, los dos fallos habilitan la intervención de la Cámara Nacional Electoral, pues valen en lo penal pero no en esta materia. Conviene además recordar que el ex mandatario tiene sobre sí otra condena más, a 4 años y seis meses por el pago de sobresueldos durante su gestión. Más de 460 millones de pesos/dólares salieron de las arcas públicas con el sistema de transformar pagos reservados en una fuente de ingresos personales.

Los jueces electorales fundamentaron el fallo con elementos incuestionables. Primero, si bien en esta fase de elecciones internas son los partidos los que deben cuestionar la idoneidad de sus candidatos, en el caso de las próximas elecciones de octubre le corresponde a la justicia ordinaria hacerlo. En segundo lugar, admitir la candidatura de Menem ahora, cuando podría ser impugnada en octubre crearía una situación inaceptable para el interés general de verificar la idoneidad de los candidatos. Fue el razonamiento aplicado en el caso de Raúl Romero Feris en 2003, que también fue inhabilitado.

La justicia, además, ha revocado el sobreseimiento de Menem en el caso de la voladura de Río Tercero, que provocó la muerte de 7 personas, cientos de heridos y grandes destrucciones en la ciudad.

El juez local había calificado de “extemporáneos” los argumentos de la impugnación presentados por los adversarios de Menem.

Por ello, la reacción de los partidarios del ex presidente es, por un lado, curiosa. ¿Qué antecedentes penales debe reunir alguien para no ser aceptado por su propio partido como candidato? Por otro, evidencia cuán largo es el camino para arribar a una justicia realmente independiente del poder político, que garantice – entre otras cosas – que los cargos legislativos no sean una garantía de impunidad.

Etiquetas

Deja un comentario

No publicaremos tu direcci贸n de correo.