Maimónides: una destacada figura de la historia judía

Maimónides: una destacada figura de la historia judía

Hace 880 años nacía este sabio exponente del judaísmo, que también es considerado como santo. Fue médico, filósofo, discípulo de Averroes.

Moisés Ben Maimón nació en la española ciudad de Córdoba, el 30 de marzo de 1138, en el seno de una familia que en su línea paterna descendía de jueces rabínicos, estudiosos y dirigentes comunitarios y del Rabí Yehudá ha-Nasí, redactor de la Mishná. Su madre murió durante el parto.

Conocido como Maimónides, fue un erudito formado en Lucena por rabí Yosef ha-Leví ibn Migash. Siendo pequeño fue iniciado en los estudios bíblicos y talmúdicos, pero en 1148 una ola de fanatismo almohade hizo que su familia tuviera que aparentar su conversión al Islam y cambiar a menudo de residencia por al-Ándalus.

Vivió en la ciudad de Almería, y su familia dio refugio a su maestro Averroes, hasta trasladarse en 1160 con sus hijos a Fez, donde residió apenas cuatro años, pues la intolerancia almohade los obligó a exiliarse, primero en Palestina y finalmente en Egipto, donde se quedó por el resto de su vida, en Alejandría y luego en El Cairo.

Maimónides fue médico, admirado y conocido, en la corte del visir Saladino y, luego, en la de su hijo, el visir al-Fadl. En 1177 fue nombrado dirigente de la comunidad judía de Egipto.

Su obra filosófica lo hizo conocido para la cultura europea, aunque en el judaísmo se cuestionaba, entre otras posturas, su decidida oposición al misticismo de los cabalistas y su influencia aristotélica. Se considera que ha sido la mayor figura luego de las destacadas figuras de la Biblia, pese a que en ciertos ámbitos más conservadores se le llegó a considerar hereje de su religión.

Sus coetáneos lo conocieron como médico que dejó una importante huella en la tradición popular, y también como un santo que obró milagros además de un sabio juez y un rabino.

Etiquetas

Deja un comentario

No publicaremos tu direcci贸n de correo.