Luz verde para un nuevo Ejecutivo en Italia

Luz verde para un nuevo Ejecutivo en Italia

Después de tres meses desde las elecciones, el Movimiento 5 Estrellas y la Liga Norte conforman un Gobierno con base en un acuerdo programático.

Luego de casi 90 días desde las elecciones, recién ayer en Italia aparecieron señales positivas respecto de la formación de un nuevo Gobierno. El Movimiento 5 Estrellas y la Liga Norte habían consensuado en estas semanas un acuerdo para gobernar conjuntamente, siendo respectivamente el primer y el tercer partido más votado, y después de infructuosas negociaciones para conseguir lo que parecía el acuerdo más natural: un Ejecutivo formado por el Movimiento 5E acordara y el centroizquierdista Partido Democrático. Sin embargo, eso no fue posible, por lo que fue en el sector de la derecha que se tuvo que buscar un posible acuerdo, descartando un ejecutivo enteramente de derecha que no parecía ser la voluntad de la mayoría votante.

La semana pasada M5E y la Liga Norte presentaron un posible Ejecutivo luego de firmar un “contrato” programático. Sin embargo, el presidente de la República, Sergio Mattarella, no avaló el nombramiento del ministro de economía, Paolo Savona, conocido adversario del bloque de la moneda única, el euro. Mattarella hizo uso de una prerrogativa presidencial, nombra los ministros, y consideró que el tema del euro sin haber sido debatido durante la campaña electoral, se habría transformado en parte del programa de Gobierno haciendo peligrar la estabilidad de los mercados y de las inversiones en Italia. Se podría haber optado por otro nombre, pero la Liga Norte se opuso terminantemente, llevando la discusión hacia una calle sin salida.

Cuando ya todo se orientaba hacia el regreso al voto, M5E y Liga lograron un nuevo acuerdo desistiendo de exigir que Savona estuviera a cargo de la cartera económica. Los dos líderes de M5E y Liga, respectivamente Luigi di Maio y Matteo Salvini, serán vicepresidentes del Consejo de ministros, puesto que la presidencia fue asignada a una figura que representara un equilibrio entre los dos grupos, Giuseppe Conte.

Se resuelve una incógnita importante, que ha mantenido en vilo al país en estos casi tres meses. Pero no significa que será fácil la convivencia entre dos grupos, ambos, anti sistema, pero por razones y desde perspectivas distintas. El M5S invoca una política transparente y alejada de la corrupción, crítica de los privilegios de la que considera como la “casta política” y abierta a una economía más solidaria, preocupada por las desigualdades sociales. La Liga es portadora de un mensaje nacionalista, xenófobo, incluso entre los mismos italianos, y de corte mucho más liberal. Si será posible la convivencia entre dos grupos tan distintos lo dirá solo el tiempo.

Etiquetas

Deja un comentario

No publicaremos tu direcci贸n de correo.