Las FARC se transforman en partido político

Las FARC se transforman en partido político

Más 1500 ex guerrilleros debaten en Bogotá sobre el ideario, el programa, el nombre y las autoridades de la nueva organización.

Las ex Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), han comenzado formalmente su transformación de organización armada a partido político. Desde el domingo, se realiza en Bogotá el congreso en el cual se definen estatutos, programa político, nombre y autoridades de la organización que, luego de más de medio siglo de lucha armada, renuncia al uso de la fuerza como herramienta política.

Rodrigo Londoño, su líder principal, recordado que la actividad se ejercerá, de aquí en más, “por medios legales” y que “esto no significa que renunciemos de algún modo a nuestros fundamentos ideológicos o proyecto de sociedad… persistiremos en recoger las banderas bolivarianas y las tradiciones libertarias de nuestro pueblo, para luchar por el poder y llevar a Colombia al ejercicio pleno de su soberanía nacional, y a hacer vigente la soberanía popular”.

Es muy probable que este delicado ejercicio de regreso a una organización que ya no cuenta con la verticalidad militar ni que impone con las armas sus postulados, significará un regresar a la normalidad del debate democrático. Londoño lo percibe al afirmar que “tenemos que tomar conciencia real de la amplitud con que debemos dirigirnos a la nación, sin dogmas ni sectarismos, ajenos a toda ostentación ideológica, con propuestas claras y sencillas… Ello, deberá manifestarse en nuestro nombre, en nuestros símbolos, en nuestra actitud, en nuestra manera de tratar con la gente, en nuestras plataformas y programas”.

En 2018 Colombia celebrará elecciones generales y presidenciales, lo que será una oportunidad para sumar adherentes al proyecto político que las FARC están forjando en estos días. “El régimen y el sistema no están hechos para nosotros, pero estamos inmersos en ellos y dispuestos a cambiarlos”, señaló Londoño en su intervención. Para ello habrá que llegar al corazón de la gente, superando también traumas: las Farc han provocado muertes y fracturas con la sociedad que habrá que subsanar. Por ello, otro de sus líderes, Iván Márquez recordó las veces que públicamente han pedido perdón a las víctimas y aseguró que lo seguirán haciendo. “La reconciliación es posible aun en medio de la polarización”, dijo.

Existen, además, preocupaciones reales por el tema de la seguridad. En Colombia mueren líderes sociales en las regiones con menos presencia del Estado, y con ellos están bajo amenaza los ex guerrilleros. Paramilitares y nuevas bandas criminales siguen activos y en algunos casos han ocupado el vacío de poder dejado por las FARC.

Son muchas las incertidumbres que se ciernes sobre el futuro de la nueva organización, pero no caben dudas de que ha comenzado otra etapa en la que las palabras serán las únicas armas.

Etiquetas

Deja un comentario

No publicaremos tu direcci贸n de correo.