Las energías renovables alcanzaron el hito de producir 1 terawatt

Las energías renovables alcanzaron el hito de producir 1 terawatt

Crecen las inversiones en fuentes limpias de producción de electricidad y, a la vez, se reduce su costo.

Los desarrolladores mundiales de energía eólica y solar tardaron 40 años en instalar sus primeros billones de vatios de capacidad de generación de energía, y el próximo trillón podría estar terminado en los próximos cinco años. Esa es la conclusión de la investigación de Bloomberg New Energy Finance (BNEF), que calculó que la industria alcanzó el hito de un terawatt (mil gigavatios) en algún momento de la primera mitad de este año.

Esa es casi la misma capacidad de generación que toda la flota de Estados Unidos, aunque la energía renovable funciona con menos frecuencia que el carbón tradicional y las centrales nucleares y, por lo tanto, producen menos electricidad con el tiempo.

Los hallazgos ilustran la escala del boom de la energía verde, que ha atraído 2,3 billones de dólares de inversión (es decir, 2,3 millones de millones) para desplegar parques eólicos y solares a la escala que opera hoy en día. El BNEF estima que la caída en los costos de esas tecnologías significa que el próximo terawatt de capacidad costará aproximadamente la mitad, 1,23 billones de dólares, y llegará en algún momento en 2023.

“El viento y la energía solar están ganando la batalla por la supremacía de costes, por lo que este hito será solo el primero de muchos”, dijo Albert Cheung, jefe de análisis de BNEF en Londres. El mundo tenía un total de aproximadamente 6,2 terawatts de capacidad instalada en 2016, de los cuales aproximadamente un terawatt es de carbón en China, según el grupo de investigación. Como todos los hitos, llegar a un terawatt es una marca arbitraria que araña la superficie del debate sobre cuánto contribuirá la energía renovable al sistema energético mundial.

Cada central eléctrica funciona con un “factor de capacidad” diferente, una medida que captura tanto la eficiencia de la instalación en la generación de electricidad como la frecuencia con la que funciona. En promedio, los parques eólicos tienen un factor de capacidad de alrededor del 34% en todo el mundo, lo que significa que trabajan alrededor de un tercio del tiempo, según BNEF. Algunos de los mejores sitios tienen factores superiores al 60%.

Para la energía solar fotovoltaica que sigue al sol, esas lecturas van del 10% en el Reino Unido al 19% en los Estados Unidos y al 24% en el desierto de Atacama en Chile.

En comparación, las plantas de carbón tienen un factor de capacidad del 40% y las nucleares a veces duplican (80%). Aun así, el terawatt de capacidad instalada para energía renovable marca un crecimiento sustancial para una industria que apenas existía a comienzos de siglo. Más del 90 por ciento de toda esa capacidad se instaló en los últimos 10 años, lo que refleja los incentivos que Alemania inició a principios de la década de 2000 que hicieron que los pagos por el poder verde fueran transparentes para los inversores y los banqueros por igual.

Las naciones asiáticas absorbieron el 44% del viento nuevo y el 58% de los desarrollos solares hasta la fecha, y China representa alrededor de un tercio de todas esas instalaciones. El viento representó el 54% del primer terawatt, pero se espera que el solar supere al viento a principios de 2020.

China ha liderado el mundo en la instalación de energía solar en los últimos cinco años con un 34% de la capacidad solar mundial y seguirá siendo el mercado más grande del mundo para ambas fuentes de energía, llegando a 1.1 terawatts en el país para el año 2050. “A medida que nos adentramos en el segundo y tercer terawatts, el almacenamiento de energía va a ser mucho más importante”, dijo Cheung. “Ahí es donde vemos mucha inversión e innovación en este momento”.

Deja un comentario

No publicaremos tu direcci贸n de correo.