La Santa Sede pide a Maduro suspender la Constituyente

La Santa Sede pide a Maduro suspender la Constituyente

Es un comunicado emitido hoy se considera que la iniciativa más que favorecer la reconciliación y la paz, fomenta un clima de tensión e hipoteca el futuro.

También la Iglesia católica solicita al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dar pasos para evitar la definitiva ruptura del orden democrático. Este viernes la Santa Sede manifestó su preocupación y la del papa Francisco por la situación que vive el país y propuso suspender el proceso constituyente por considerar que provoca “un clima de tensión” e “hipotecar el futuro”.

En un comunicado, la Secretaría de Estado vaticano lamentó la “radicalización y el agravamiento de la crisis” y señaló que el papa “sigue de cerca” esta situación y “sus implicaciones humanitarias, sociales, políticas, económicas e incluso espirituales”.

“La Santa Sede pide a todos los actores políticos, y en particular al Gobierno, que se asegure el pleno respeto de los derechos humanos y de las libertades fundamentales, como también de la vigente Constitución”, se lee en la nota.

La Secretaría de Estado, dirigida por el cardenal Pietro Parolin, quien fuera nuncio apostólico (embajador) en Caracas, pidió que “se evite o se suspendan las iniciativas en curso como la nueva Constituyente” pues, subrayó, “más que favorecer a la reconciliación y la paz, fomentan un clima de tensión y enfrentamiento e hipotecan el futuro”.

Asimismo, dirigió un “apremiante llamamiento” a toda la sociedad para que “sea evitada toda forma de violencia” e invitó “en particular, a las fuerzas de seguridad a abstenerse del uso excesivo y desproporcionado de la fuerza”.

Dado el “grave sufrimiento del pueblo a causa de las dificultades para obtener alimentos y medicamentos, y por la falta de seguridad”, pidió que “se creen las condiciones para una solución negociada” en virtud de las recomendaciones que hizo Parolin el pasado diciembre y que fueron acogidas por el propio Papa.

En una carta, Parolin planteaba al Gobierno la creación de un canal humanitario, el reconocimiento de la Asamblea Nacional, actualmente controlada por la oposición, la liberación de los presos políticos y un calendario electoral. La misiva tenía un valor en nada secundario, puesto que el Vaticano ha sido convocado por el propio presidente Maduro para mediar en la crisis institucional que vive el país, junto con tres ex jefes de Estado y de Gobierno, entre ellos el español José Luis Rodríguez Zapatero.

La Asamblea Constituyente, integrada solo por los representantes afines al chavismo y elegida el pasado domingo, tiene previsto iniciar sus tareas hoy, a pesar de las denuncias de fraude electoral sobre los comicios. La empresa encargada de gestionar el sistema electoral, Smartmatic, denunció ayer manipulaciones en los resultados: se habría contabilizado al menos 1 millón de votantes más de los 7,1 millones de ciudadanos que concurrieron a las urnas, y que representan apenas el 41,5% del padrón electoral. Por su parte, la Fiscal General de Venezuela también abrirá una investigación ante la denuncia de fraude presentada por algunos fiscales.

La Iglesia católica venezolana, a través de su conferencia episcopal, también ha rechazado la Constituyente por considera la iniciativa “peligrosa para la democracia”.

 

Para más información suscribite a digital.ciudadnueva.com.ar o a la versión papel en ciudadnueva.org.ar/revista/suscripciones.

Deja un comentario

No publicaremos tu direcci贸n de correo.