La Santa Sede afianza las relaciones con la Iglesia ortodoxa rusa

La Santa Sede afianza las relaciones con la Iglesia ortodoxa rusa

Durante la visita realizada por el secretario de Estado vaticano, el patriarca Cirilo destacó la nueva etapa de diálogo entre Roma y Moscú.

Un viaje que ha consolidado el diálogo ecuménico entre la Iglesia católica y la Iglesia ortodoxa de Rusia y con el país. Es apenas uno de los títulos que puede resumir la visita realizada a Rusia por el Secretario de Estado vaticano, Pietro Parolin esta semana.

El patriarca ortodoxo Cirilo recibió al jefe de la diplomacia vaticana el martes y en esa oportunidad destacó que las relaciones entre las dos Iglesias hayan entrado en una nueva etapa. «Realmente ha comenzado una nueva etapa en el desarrollo de nuestras relaciones, marcada por importantes acontecimientos», dijo Cirilo.

El jefe de la Iglesia ortodoxa rusa, señaló que el hecho más importante después de la histórica reunión de La Habana con el Papa – la primera acaecida en la historia entre el líder de los católicos y el de los ortodoxos rusos – ha sido el envío a Moscú y luego a San Petersburgo de una reliquia de San Nicolás de Bari, patrono de Rusia, Grecia y Turquía, para su veneración por creyentes ortodoxos rusos.

Asimismo, Cirilo recordó que en la reunión que celebró con el Papa Francisco en La Habana, el 12 febrero de 2016, consensuaron posiciones sobre «problemas muy importantes de la actualidad». «Las posturas comunes nos permiten diseñar planes y dotarlos de contenido real», añadió el patriarca, quien también destacó la posibilidad que las dos Iglesias desarrollen proyectos conjuntos para aliviar la situación de las personas que sufren las consecuencias de los conflictos armados en Oriente Medio. En este sentido, indicó que poco después de su reunión con el Papa un grupo de trabajo conjunto de la Iglesia ortodoxa rusa y de la Iglesia católica visitó Siria y el Líbano.

En Moscú, Parolin se reunió también con el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov y en los temas abordados está el de la crisis política de Venezuela. La Santa Sede integra el grupo de mediadores solicitados por el presidente Nicolás Maduro y Rusia mantiene buenas relaciones con Caracas.

Hubo tiempo también para una reunión con el presidente de Rusia, Vladímir Putin, quien manifestó sentirse satisfecho por las nuevas relaciones que se han establecido entre la Iglesia católica y la Iglesia ortodoxa rusa. «Saludamos este diálogo directo que ha comenzado entre la Santa Sede y la Iglesia ortodoxa rusa», dijo Putin según medios locales.

Articulos Anteriores

Deja un comentario

No publicaremos tu direcci贸n de correo.