La muerte de una menor sacude a Uruguay

La muerte de una menor sacude a Uruguay

Una niña de 12 años, Brissa, apareció muerta con indicios de abuso sexual. Más de 2.600 menores padecen situaciones de violencia y abuso en el país.

El asesinato de tres niños en lo que va del año sacude a Uruguay. El último caso es el de Brissa, una niña de 12 años, encontrada muerta ayer en el balneario de Las Vegas, en las afueras de Montevideo, con indicios de abuso sexual. Los investigadores arrestaron a un hombre con antecedentes de delitos sexuales, que aparece en videos con su auto a metros del lugar donde fue supuestamente secuestrada la niña.

Luego de difundirse la noticia de la muerte de Brissa, cientos de personas se concentraron en la avenida 18 de Julio para manifestar su dolor y rechazo al delito ocurrido.

El caso de la niña sigue a otros dos dolorosos episodios: el asesinado de Valentina Walter de 9 años ocurrido en la ciudad de Rivera, en la frontera con Brasil, y el de Felipe Romero de 10 años quien vivía en Maldonado, en el este.

El Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay (INAU) emitió un comunicado en el que señala que “estos casos extremos de violencia… son la expresión más dura y terrible de situaciones de daño que sufren cotidianamente niñas, niños y adolescentes en Uruguay fruto de maltrato y abuso sexual perpetrados por personas adultas, que deberían protegerlos”.

El INAU destaca que 2.647 niñas, niños y adolescentes atendidos por el sistema público siendo víctima de violencia y abusos, evidencian “que se trata de un problema social que tiene sus raíces en la propia cultura y en la historia del país, que no se explica solamente por circunstancias excepcionales”.

La institución pública convoca a las instituciones sociales y la ciudadanía en general para que “se unan para romper con el silencio que ampara a quienes ejercen violencia contra los más débiles (mujeres, niñas, niños y adolescentes) y el reconocimiento de la responsabilidad compartida en su protección. Ante la violencia hacia niñas, niños y adolescentes, se requiere el compromiso de todos y todas para promover el cambio cultural que garantice los derechos de la niñas, niños y adolescentes”.

Deja un comentario

No publicaremos tu direcci贸n de correo.