La “maldición” del campeón del mundo

La “maldición” del campeón del mundo

Alemania, vencedor en Brasil 2014, fue eliminado en primera ronda tras caer 2 a 0 ante Corea del Sur. Lo mismo ya le sucedió a Francia, Italia y España en otras ediciones.

Parece una maldición. En cuatro de las últimas cinco ediciones de la Copa del Mundo, el campeón vigente ha dicho adiós en la primera fase. Ya le había sucedido a Francia en 2002 (ganador en 1998), a Italia en 2010 (2006), a España en 2014 (2010) y ahora a la poderosa Alemania, que había alzado el trofeo cuatro años atrás en Brasil.

Sin dudas esta caída del seleccionado supuestamente más fuerte del planeta tira por el aire todos los libros. La federación vista como el ejemplo de la programación y la planificación, sobre todo en las últimas décadas, se encontró con rivales que le han sabido jugar de igual a igual, bloqueando todo su poderío. Cayó ante México en el debut, a Suecia lo superó agónicamente y ahora Corea del Sur, aprovechando la desesperación teutona, le propinó otra derrota sobre la hora que la dejó con las manos vacías antes de tiempo.

El Mundial, que ya había dado algunas sorpresas, ésta sin dudas quedará en la historia. Pero también vuelve a ratificar aquella descripción exacta y profética de Dante Panzeri. Precisamente en una Copa del Mundo, en el que todo parece contarse desde un audio de Whatsapp, la frase de aquel legendario periodista vuelve la mirada a la esencia de este juego: “Fútbol, dinámica de lo impensado”.

Deja un comentario

No publicaremos tu direcci贸n de correo.