Huevos en salsa de tomates

Huevos en salsa de tomates

Es esta una receta fácil, atractiva en especial para los niños, a los que les suelen gustar tanto los huevos como las salsas de tomates.

Para cuatro personas, pongamos a preparar la salsa, salteando en una sartén, suavemente, un ajo cortado en mitades al que se le agrega una taza de puré de tomates. Si tenemos a mano albahaca fresca podemos utilizar varias hojas a gusto para enriquecer el sabor de la salsa. Busquemos un equilibrio entre una salsa espesa y lo suficientemente líquida. Agregar sal y pimienta (ojo por si hay niños entre los comensales. Diez minutos de cocción serán suficientes.

Mientras la salsa se cocina, tenemos el tiempo de preparar una tortilla, para la cual batiremos enérgicamente 4 huevos grandes (o más). Le agregamos un generoso puñado de perejil picado y una cucharada de queso rallado por cada persona. Pasemos, luego, el compuesto a una sartén bien caliente y con poco aceite para cocinar la tortilla.

huevos 2Conviene no cocinarla demasiado y dejar que quede un poco jugosa. Una vez que esté lista, la pasaremos a un plato para cortarla en tiras del ancho y del largo de un dedo. Luego, las mezclaremos a la salsa de tomates. Bastará mantener el todo sobre fuego suave durante un minuto, pues ya estará cocido. Finalmente, lo pasaremos a un plato (o una fuente) suficientemente ancho. Vuelvan a espolvorearle encima queso rallado y, si quiere, un poco de ciboullette.

En Roma este plato es conocido como “falso mondongo”, por su apariencia mantiene similitudes con esas entrañas. Pueden servirlo con tajadas de pan tostadas, que habrán previamente refregado con ajo.

Etiquetas

Deja un comentario

No publicaremos tu direcci贸n de correo.