Holan se fue de Independiente

Holan se fue de Independiente

A pesar de haber sido campeón, no toleró el apriete sufrido por la barra brava y decidió no renovar su vínculo.

La alegría por el retorno a la gloria internacional no se borrará fácilmente del corazón y la memoria de los hinchas de Independiente. El reciente título en la Copa Sudamericana refleja el trabajo que se venía realizando desde lo deportivo, de la mano de un entrenador comprometido con su tarea, y fanático del club del Avellaneda, como Ariel Holan. Sin embargo, esa felicidad ya no es plena: el director técnico decidió dar un paso al costado, no renovar su vínculo y “dejar el camino libre para que el presidente pueda continuar con la recuperación institucional iniciada”, según expresó en una carta difundida a través de las redes sociales. ¿Las razones? El mal momento que debió atravesar por las amenazas del líder de la barra brava, Pablo “Bebote” Álvarez. Sí, una vez más, los violentos ganan su lucha y pierden los verdaderos simpatizantes del club, quienes habían vitoreado una y otra vez al entrenador que les devolvió la ilusión.

 

Mientras transcurría el certamen internacional que luego quedaría en manos de Independiente, Holan fue “apretado” por Álvarez y en el momento dudó en dejar el cargo. Aunque prefirió continuar para alcanzar el objetivo. Sin embargo, a la hora de reflexionar sobre su futuro, fue claro: “Es una situación que no estoy dispuesto a tolerar, ni a convivir y creo que ningún trabajador del fútbol debería aceptar”.

Sin dudas, esta decisión también es un llamado de atención para el presidente Hugo Moyano, quien acaba de arrasar en las elecciones del club para continuar en el cargo durante un nuevo mandato. Deportivamente el equipo ha regresado a los primeros planos, sin embargo los violentos siguen paseándose dentro del club como por su casa.

Ahora será momento de buscar nuevo entrenador. Pero el daño ya está hecho. La barra brava se salió con la suya. A ellos no les importa el éxito deportivo, sólo aspiran a que el negocio de la violencia sea cada vez más redituable.

Deja un comentario

No publicaremos tu direcci贸n de correo.