Francisco convocó a musulmanes a “caminar juntos” por la paz y contra la violencia

Francisco convocó a musulmanes a “caminar juntos” por la paz y contra la violencia

El Papa en Egipto.

“Solo la paz es santa y ninguna violencia puede ser realizada en nombre de Dios, porque la violencia es la negación de la auténtica religiosidad. Y que como responsables religiosos es necesario desenmascarar la violencia y las violaciones”, expresó el papa Francisco en su disertación en la “Conferencia internacional de Paz” llevada a cabo este viernes 28 de abril, en la prestigiosa Universidad de Al-Azar de El Cairo, -centro de la cultura sunita- ante la presencia de unos 200 líderes religiosos del mundo.

La Conferencia inició con las palabras del gran imán de la Universidad de Al-Azhar, Ahmed Al Tayyeb, y a continuación el Santo Padre inició su discurso con las palabras ¡Al Salamò Alaikum!, La paz sea con ustedes.
El Santo Padre recordó cómo “la búsqueda del conocimiento y la importancia de la educación han sido iniciativas que los antiguos habitantes de esta tierra llevaron a cabo produciendo un gran progreso” y evocando esa sabiduría el pontífice exhortó al diálogo y al entendimiento entre las religiones.

“Precisamente en el campo del diálogo, -dijo Francisco- especialmente interreligioso, estamos llamados a caminar juntos con la convicción de que el futuro de todos depende también del encuentro entre religiones y culturas”.

Y agregó el Papa: “El diálogo puede ser favorecido si se conjugan bien tres indicaciones fundamentales: el deber de la identidad, la valentía de la alteridad y la sinceridad de las intenciones”.

El pontífice señaló que “en este desafío de civilización tan urgente y emocionante, cristianos y musulmanes, y todos los creyentes, estamos llamados a ofrecer nuestro aporte” y advirtió que “existe el riesgo de que la religión acabe siendo absorbida por la gestión de los asuntos temporales y se deje seducir por el atractivo de los poderes mundanos que en realidad sólo quieren instrumentalizarla”.

“Dios, -subrayó el Santo Padre- que ama la vida, no deja de amar al hombre y por ello lo insta a contrastar el camino de la violencia como requisito previo fundamental de toda alianza en la tierra”.

Y enfatizó Francisco que “siempre, pero sobre todo ahora, todas las religiones están llamadas a poner en práctica este imperativo, ya que mientras sentimos la urgente necesidad de lo Absoluto, es indispensable excluir cualquier absolutización que justifique cualquier forma de violencia. La violencia, de hecho, es la negación de toda auténtica religiosidad”.

“Como líderes religiosos -concluyó- estamos llamados a desenmascarar la violencia que se disfraza de supuesta sacralidad, apoyándose en la absolutización de los egoísmos antes que en una verdadera apertura al Absoluto”.

La mezquita de Al-Azhar es la más importante del mundo islámico. Fundada en el año 970, después se volvió un importante centro de instrucción religiosa y hoy es una universidad con más de 300 mil inscritos de todos los países del mundo.

El papa Francisco es el segundo pontífice que encuentra a un gran imán de Al-Azhar, después de que san Juan Pablo II tuvo un encuentro el 24 de febrero del 2000, con Muhammad Sayyid Tantawi.

A partir de allí se instituyó un comité mixto para el diálogo, creado por Al-Azhar con las religiones monoteístas, y con el Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso.

Fuente: AICA

 

Para más información suscribite a digital.ciudadnueva.com.ar o a la versión papel en ciudadnueva.org.ar/revista/suscripciones.

Articulos Anteriores

Deja un comentario

No publicaremos tu direcci贸n de correo.