Fallece a los 76 años Stephen Hawking

Fallece a los 76 años Stephen Hawking

El científico ha sido el autor de la teoría del “big bang”, es decir, el origen del espacio y del tiempo. Estudió a fondo los agujeros negros.

El físico británico Stephen Hawking falleció a los 76 años en su casa de Cambridge, Reino Unido, según dio a conocer su propia familia. Sus hijos Lucy, Robert y Tim informaron de que murió en paz.

“Estamos profundamente tristes de que nuestro amado padre haya fallecido hoy”, afirman los familiares, que recuerdan que fue “un gran científico y un hombre extraordinario cuyo trabajo y legado perdurarán por muchos años”.

Sus hijos remarcaron que “su coraje y persistencia con su brillantez y su humor inspiraron a la gente en todo el mundo”.

“Una vez dijo que éste no sería un gran universo si no fuera el hogar de las personas que amas”, comentaron para resaltar que lo extrañarán “para siempre”.

El gran público ha podido conocer al científico gracias a su participación a programas televisivos de divulgación y a la película que reproduce su vida, “La teoría del todo”.

Hawking pasará a la historia, entre otros méritos, como creador de la teoría del “big bang”, término con el que se refirió al origen del espacio y el tiempo, pero también fue un estudioso de los agujeros negros que, según expuso, no son completamente negros ya que emiten radiación. Sucesivamente, reconsideró su propia teoría sobre los agujeros negros y, en 2004, expuso una nueva, que cuestiona que sean una especie de pozo sin fondo, como él mismo había mantenido.

En julio de 2015 presentó en la Royal Society de Londres un proyecto de búsqueda de vida extraterrestre.

El físico teórico, nacido en una familia de intelectuales de Oxford el 8 de enero de 1942, fue diagnosticado de esclerosis lateral amiotrófica (ELA) en 1963. Se internó para realizarse algunos estudios y no eligió una habitación individual en coherencia con sus ideas solidarias. Sin embargo, le impactó mucho ver morir a su compañero de habitación.

Sentado en una silla de ruedas, desde 2005 sólo podía comunicarse moviendo un músculo bajo su ojo con el que accionaba un sintetizador de voz.

Deja un comentario

No publicaremos tu direcci贸n de correo.