El IPS y la cláusula gatillo las claves para destrabar el conflicto

El IPS y la cláusula gatillo las claves para destrabar el conflicto

Educación – Paritarias 2018.

Como ocurre todos los años se acerca el mes de marzo y el interrogante resulta ser siempre el mismo ¿comienzan las clases? Desde el Gobierno de María Eugenia Vidal sostienen que el ciclo lectivo iniciará sin inconvenientes, sin embargo las negociaciones con los gremios del sector educativo lejos están de arribar a buen puerto.

En principio, desde el ejecutivo bonaerense proponen un incremento anual del orden del 15 por ciento a pagarse en 4 cuotas, oferta que ya fue desestimada por los representantes de los sindicatos que conforman el Frente de Unidad Docente (AMET, FEB, SADOP, SUTEBA, UDOCBA).

En ese sentido, tras conocerse la primera oferta económica, la titular de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), Mirta Petrocini, sostuvo: “No es posible cerrar una Paritaria con metas no creíbles o recalculadas. En este contexto de constantes aumentos de bienes y servicios, es necesario que el gobierno repiense una propuesta salarial acorde a la inflación de la calle”.

La oferta de la provincia se contextualiza en las estimaciones que el Gobierno nacional hizo respecto de los índices inflacionarios previstos en el Presupuesto 2018, no obstante ello el dato llamativo es que en esta paritaria, a diferencia de lo acontecido en el 2017, el Gobierno de María Eugenia Vidal no ve con buenos ojos incorporar un adicional automático por cláusula gatillo. Es decir, en el caso de que la inflación supere la barrera del 15 por ciento ajustar, automáticamente, el incremento otorgado a los docentes para equiparar la pérdida del poder adquisitivo.

Vale destacar que el año pasado los docentes recibieron un 21,5 por ciento de incremento salarial pero, como la inflación trepó al 24,8 por ciento, se les sumó un 3,3 por ciento para paliar el déficit salarial.

En tanto, desde la cartera de economía que conduce el Lic. Hernán Lacunza manifestaron que la cláusula gatillo atenta contra los objetivos del Gobierno de cumplir con las pautas inflacionarias fijadas por el Banco Central.

Otro de los puntos en cuestión es el Instituto de Previsión Social (IPS). Si bien desde la administración de Vidal descartaron remitir al Congreso proyectos para modificar el actual régimen previsional de los trabajadores bonaerenses, desde los gremios exigen que la propia mandataria asegure, públicamente, que no avanzarán en un proyecto que afecte las condiciones vigentes para acceder a la jubilación.

Lo cierto es que, en este contexto, resulta difícil imaginar un pronto acuerdo entre las partes que garantice el normal inicio del ciclo lectivo. Desde el Gobierno saben que la negociación con los gremios no es, y no resultará, sencilla pero estarían dispuestos a disminuir de 4 a 3 el número de cuotas y a comprometerse a monitorear la inflación para evaluar la posible pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores del sistema educativo. Sin embargo, hasta el momento, no estarían dispuestos a negociar un aumento superior al 15 por ciento, como así tampoco incorporar la cláusula gatillo que rigió en el 2017.

Deja un comentario

No publicaremos tu direcci贸n de correo.