El año pasado en Chile fallecieron 25.000 pacientes en lista de espera

El año pasado en Chile fallecieron 25.000 pacientes en lista de espera

La gran parte estaba esperando una primera consulta con un especialista, más de 2.300 esperaban una intervención quirúrgica y 18.000 eran personas mayores de 65 años.

Casi 25 mil personas murieron en Chile el año pasado mientras estaban en lista de espera de hospitales, según informó la Subsecretaría de Redes Asistenciales.

El dato es de indudable dureza. De los fallecidos, 22.459 eran pacientes que esperaban una primera consulta con un especialista y 2.358 estaban esperando una cirugía, según datos publicados por el diario chileno El Mercurio. De ese total, 18.423 eran personas mayores de 65 años y los varones son 13.058.

La autoridades del ministerio de Salud aclaran que no se puede establecer un factor de casualidad directa en la “relación entre la causa de muerte y el motivo de espera”, por lo que no sería correcto culpar la gestión del servicio de salud por la cantidad de fallecidos. Sin embargo, es un hecho que las muertes se produjeron antes de brindar un servicio requerido y que ello no fue posible por el fallecimiento del paciente.

Las cifras son parte de un informe que entregó la institución al Congreso, en el que se dio cuenta de distintos indicadores de los 29 servicios de salud del país. Para la diputada independiente, Karla Rubilar, “es una situación que vendría a revelar lo que está pasando en nuestro país en materia de salud pública, pero también es cierto que hay que ver, porque muchas veces hay atenciones que no tienen que ver con la posibilidad de fallecer por esa falta de atención”.

Para el diputado oficialista Juan Luis Castro, que además es médico, “la cifra es elocuente” y es necesario que “la gente vea satisfecha su atención de salud de manera inmediata y no tener el drama de vivir a la espera de una hora para un médico o morir en esa misma espera”.

Un 70 por ciento de la población, aproximadamente, recurre al sistema público de salud, mientras que un 30 por ciento utiliza el sistema privados (las Isapres). Pero los hospitales públicos ofrecen un servicio generalmente deficiente, lento y de dudosa calidad, al tiempo que el sistema privado absorbe los mejores médicos atraídos por mejores salarios. En 2015 se estimaba que el sistema público necesitaba de unos 400 anestesistas en todo el país, además de otros tipos de especialistas.

 

Para más información suscribite a digital.ciudadnueva.com.ar o a la versión papel en ciudadnueva.org.ar/revista/suscripciones.

Etiquetas
  1. horacio bottino 25 abril, 2017, 20:43

    como dice el gobierno ¿debemos imitar a Chile? y los hambreadores grandes empresaurios banqueros economistas de la muerte

    Reply

Deja un comentario

No publicaremos tu direcci贸n de correo.