El agente tóxico utilizado en Salisbury pertenece a la OTAN

El agente tóxico utilizado en Salisbury pertenece a la OTAN

Los expertos suizos consultados por la Organización para la Prohibición de Armas Químicas, aseguran que la sustancia usada pertenece a la OTAN.

El ataque contra Siria, violatorio del derecho internacional y de la carta orgánica de la ONU, es parte de un operativo que supone sembrar descrédito contra Rusia y el país de Medio Oriente, aliados en la guerra que se lleva a cabo en territorio sirio.

Antes de que se produjera el 7 de abril el supuesto ataque con cloro, en Douma, en las inmediaciones de Damasco, se produjo un supuesto intento de asesinato cometido en Salisbury contra un ex espía ruso que es parte de este operativo. Según la primer ministro británica Theresa May, se habría utilizado “posiblemente” un agente tóxico, conocido como Novichok, fabricado en su momento en la Unión Soviética. La premier si bien no lo aseguró, sostuvo que la pista de investigación conducía muy probablemente a Moscú.

Sin embargo, las investigaciones no solo no confirman esta tesis, sino que van en la dirección opuesta. En primer lugar, los expertos británicos de armas químicas consultados por el Gobierno no confirmaron que se trataba del agente fabricado en la antigua Unión Soviética. Por su parte, la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) encargó un autorizado instituto suizo para investigar una muestra del agente tóxico utilizado en Salisbury.

Los expertos del Instituto Suizo de Protección Contra las Armas Nucleares, Biológicas y Químicas (Schweizerisches Institut fur ABC-Schutz) anunciaron que, en realidad, la sustancia hallada en Salisbury por los investigadores de la OPAQ enviados en el marco del llamado «caso Skripal» es el agente tóxico conocido como «BZ».

Para ser más precisos, el término «Novichok» no designa una sustancia en particular sino un programa de investigación de la desaparecida Unión Soviética.

El «BZ», en cambio, es un agente neurotóxico de la OTAN que actúa en 30 o 60 minutos y cuyos efectos duran de 2 a 4 días. La desaparecida Unión Soviética y Rusia nunca trabajaron sobre ese tipo de sustancia.

El Instituto Suizo de Protección Contra las Armas Nucleares, Biológicas y Químicas es una institución de referencia a nivel mundial sobre esta materia.

  1. Qué manipulación por parte de las grandes potencias!!

    Reply

Deja un comentario

No publicaremos tu direcci贸n de correo.