“¡Diario, diario!”

“¡Diario, diario!”

Cada 7 de noviembre celebramos el día de los laburantes que nos informan, y nos cantan la justa.

Attenti, no nos referimos a los periodistas, sino a los queridos vendedores de diarios, los canillitas.

Llamados así porque la obra de teatro del dramaturgo Florencio Sánchez, intitulada “El sainete”, trata de un joven vendedor de diarios, un chico tan humilde como tenaz en su laburo. Personaje con un lompa, que le fue quedando cortirolo conforme al correr del tiempo, y al estirón que el protagonista pegara.

De este modo se le pueden ver perfectamente las pantorrillas y las “canillas”. De allí el apodo.

Pero los canillitas marcaron tendencia porque en este variopinto siglo XXI, la onda precisamente pasa por estos pantalones, que se usan al estilo canillita, y sin medias.

Nuestros avisores canillitas tomaron la fecha de su día coincidiendo con la necrológica de Florencio Sánchez, y desde 1947, es feriado para ellos. Por eso, hoy no hay diario en pelpa.

Nosotros saludamos su noble laburo, que en las grandes ciudades, exige que ellos estén manipulando las noticias desde las 4 de la matina. Aunque en zonas más “humanas”, los kioscos de revistas abren en horarios más “humanos”.

Salú y larga vida a todos los canillitas.

Deja un comentario

No publicaremos tu direcci贸n de correo.