Descubriendo los zucchini

Descubriendo los zucchini

Dos recetas para disfrutar de esta hortaliza.

Los zapallitos largos, también conocidos como zapallitos italianos o zucchini (en italiano es zucchine) es una riquísima hortaliza que podemos preparar de muchas maneras y que siempre delicia nuestra mesa.

Hoy les voy a pasar dos recetas para prepararlos.

Para cuatro personas, utilicemos otros tantos zucchini grandes. Primero los cortaremos longitudinalmente en mitades, luego prepararemos un barquito quitando cuidadosamente la pulpa, dejando bordes de un cm más o menos, tratando de no romper el fondo del barquito y las dos puntas (si no el relleno se les sale).

Picamos finamente la pulpa, al tiempo que ponemos a saltear media cebolla mediana en un poco de aceite. Cuando se ablande la cebolla, agregamos 500 gr de carne picada (puede ser picada de pollo o de cerdo). Agreguemos 5/6 aceitunas verdes picadas (también pueden usarse las negras o mezclados los dos tipos), la pulpa de los zucchini y cuando esta última comienza a ablandarse, la pulpa de un par de tomates medianos. Agreguemos sal, para que el compuesto comience a “sudar”, y media taza de miga de pan remojada en leche, bien escurrida (usemos pan viejo). Si el compuesto resulta demasiado líquido, agreguen algo de pan rallado. En unos 20 minutos el compuesto debería estar listo. Una vez que apaguen, agreguen un generoso puñado de perejil picado y algunas hojas de albahaca. Mientras tanto, enciendan en horno para tenerlo bien caliente.

Dispongan el compuesto dentro de los barquitos, alternando con cubitos de queso (en total unos 300 gr), puede ser muzzarella u otro tipo. Finalmente espolvoreen pan rallado sobre cada barquito y luego al horno durante unos 25 minutos o media hora. Cuando estarán gratinados estarán listos. En todo caso, cuiden que la excesiva cocción no deshaga los barquitos.

Sirvan el plato con una buena ensalada y un buen vino blanco.

zucchini02Los zucchini también pueden ser un excelente acompañamiento para un plato fuerte a base de carne o pescado. Dispongan de los zucchini, el tamaño o la cantidad no importa, sí conviene que sean del mismo tamaño. Hay que cortarlos en rodajas sutiles, digamos medio cm o incluso menos. Luego los fritan en abundante aceite (usen el de girasol, que no influye demasiado en el sabor). Verán que se ponen doraditos casi en seguida. Traten de que sean apenas dorados para que no se les vaya el sabor (más o menos como indica la foto).

A medida que los van sacando de la sartén, los pasan primero por papel

absorbente para eliminar el exceso de aceite y luego en una fuente formando capas de zucchini, sobre cada una desparraman media cucharadita de té de ajo picado, media cucharada sopera de vinagre di vino (si tienen aceto balsámico será mejor) y hojas de albahaca. Van alternando hasta el final. Ajusten, según el gusto, si hace falta algo más de vinagre, de albahaca, de ajo o un toque de aceite de oliva. Y dejen enfriar todo. Lo ideal, incluso, es preparar esta ensalada el día anterior a su uso, conservándola en la heladera hasta que pongan a preparar el plato fuerte, de modo que esté a temperatura ambiente cuando llegue el momento. Verán que es un acompañamiento muy rico e, incluso, podrán usarlos para algún sándwich de carne o fiambre.

Etiquetas
Articulos Recientes

Deja un comentario

No publicaremos tu direcci贸n de correo.