Descubren un sistema extrasolar con 7 planetas de tamaño similar a la Tierra

Descubren un sistema extrasolar con 7 planetas de tamaño similar a la Tierra

La prestigiosa revista Nature hizo público ayer el descubrimiento de un sistema formado por 7 exoplanetas orbitando una estrella relativamente cercana a la Tierra.

Los exoplanetas son cuerpos celestes que orbitan, o sea que giran alrededor, de una estrella que no es el Sol. La relevancia de este descubrimiento es doble: por primera vez se descubren tantos exoplanetas juntos, orbitando una estrella distinta del Sol, y además se trata de cuerpos de tamaños parecidos al de la Tierra.

Los 7 exoplanetas giran alrededor de una estrella pequeña, “fría” y rojiza ubicada a 39 años luz de la Tierra (lo cual significa que la luz emitida por esa estrella demora 39 años en llegar hasta nosotros). La estrella se llama TRAPPIST-1 y se encuentra en la dirección de la constelación de Acuario. La temperatura en su superficie es del orden de 2800 ºC, mientras que la del Sol es de unos 6000ºC, lo cual motiva nuestras comillas en el adjetivo “fría”. El diámetro de TRAPPIST-1 es apenas el 11% del diámetro del Sol, es decir, alrededor de 150000 kilómetros. Eso es parecido al tamaño del planeta Júpiter.

Los autores del artículo son 30 científicos pertenecientes a instituciones ubicadas en 8 países (Bélgica, Reino Unido, Suiza, EEUU, Francia, Marruecos, Sudáfrica y Arabia Saudita), liderados por Michaël Gillon de la Universidad de Liège. Como ellos mismos indican al comienzo de su publicación: “Uno de los objetivos de la astronomía moderna es detectar planetas templados –es decir no demasiado calientes–  de tamaño similar a la Tierra, cuyas atmósferas puedan ser analizadas.”

El año pasado, estudiando la luz de TRAPPIST-1, se había descubierto que tenía tres planetas girando a su alrededor y que además estaban dispuestos de tal modo que, cada tanto, pasaban por delante de la estrella. Este fenómeno, llamado tránsito, es el que permite el estudio de las atmósferas de los exoplanetas. Cuando se procedió a observar intensamente la estrella, se descubrió que no tenía 3 planetas, ¡sino 7!

La particular combinación de la temperatura de la estrella y la distancia a estos exoplanetas que la orbitan, implica que ellos deberían tener una temperatura que permitiría que el agua se mantenga líquida en su superficie (siempre y cuando, por supuesto, tengan agua). Y obviamente, los terrícolas pensamos que donde puede haber agua, puede haber vida (¡sobre todo en verano!).

Sin embargo, hay que mencionar que en octubre del año pasado, otro grupo de científicos notó que esta estrella posee una emisión de rayos X muy intensa, lo cual implica que la superficie de estos planetas recibe muchos más rayos X y radiación ultravioleta que la Tierra. No se sabe aún si esos elevados niveles de radiación favorecen o dificultan el desarrollo de la vida. Es un problema todavía abierto, como lo es también comprender si la vida aparece siempre que se dan condiciones similares a las de la Tierra.

El resumen del artículo original de M. Gillon y colaboradores (en inglés) puede verse aquí.

Foto: NASA/JPL-Caltech/R. Hurt (IPAC)

 

Para más información suscribite a digital.ciudadnueva.com.ar o a la versión papel en ciudadnueva.org.ar/revista/suscripciones.

Etiquetas

Deja un comentario

No publicaremos tu direcci贸n de correo.