De rodillas ante un no creyente

De rodillas ante un no creyente

Muchas fotos retratan a varios papas en sus encuentros con el físico Stephen Hawking, fallecido hace dos días. Una en especial, reproduce el encuentro con Pablo VI.

Desde su fallecimiento, hace dos días, han aparecido muchas imágenes del genio de la física Stephen Hawking. Lo retratan en diferentes momentos y circunstancias.

Pero la que más me gusta es la que reproduce su encuentro con el papa Pablo VI. Y es una foto que me parece particularmente emblemática, porque acaso para acercase mejor, el Pontífice se arrodilla ante el científico en su silla de ruedas. Aparentemente le está haciendo entrega de una medalla.

No todos saben que Hawking participaba de los encuentros de la Academia Pontificia de Ciencias. El científico no era creyente y en varias oportunidades habló negando la existencia de Dios. Es el misterio de un alma honesta que puede buscar el bien y sin embargo no sentirse convocada por la trascendencia o una religión. Sin embargo, eso nada quita a la grandeza del ser humano y seguramente no es un motivo para dejar de dialogar sobre puntos de contacto entre quien cree y quien no cree. Precisamente el diálogo entre la razón científica y la razón religiosa era lo que movía a Hawking a participar de esa Pontificia Academia.

Por ello, hubo más encuentros con Juan Pablo II, Benedicto XVI y también con Francisco.

Y ¿por qué razón aprecio especialmente la foto con Pablo VI? Justamente por lo emblemático de la posición del Papa Montini arrodillado. Porque ese es el lugar de la Iglesia: arrodillada ante la humanidad, la que sea, crea o no en Dios, sea o no consciente de su grandeza. Pues más allá de todo, el ser humano es Dios en imagen, ante cuyo misterio solo podemos arrodillarnos.

Deja un comentario

No publicaremos tu direcci贸n de correo.