Cuba celebró sus elecciones municipales

Cuba celebró sus elecciones municipales

Los ciudadanos eligieron a los delegados de las Asambleas Municipales que, a su vez, nominan una mitad de los legisladores.

Ayer fue una jornada electoral también en Cuba, donde los ciudadanos debían elegir los delegados de las Asambleas Municipales del Poder Popular, de los que hasta una mitad son nominados para ocupar la Asamblea Nacional del Poder Popular. Es esta Asamblea la que ratifica al nuevo presidente de la isla.

Las elecciones no tienen una espera ansiosa de los resultados, puesto que el oficialismo será el ganador de los comicios debido a que no se permitió que compitieran opositores o candidatos independientes respecto del partido Comunista. Si en otros momentos fue posible la candidatura de figuras no alineadas con el oficialismo, esta vez de 182 candidatos presentados, ninguno logró ser admitido pese a que la ley lo permitía. Desde la oposición se lamenta que el Gobierno violentó las normas legales al respecto.

El actual vicepresidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel se perfila, a los 57 años, como el posible sucesor de Raúl Castro (foto), quien en febrero se retiraría de la vida política. Sería el primer conductor del país que no participó de la revolución cubana.

Sin embargo, luego de la apertura celebrada desde la normalización de las relaciones con los Estados Unidos, un proceso apoyado por la Iglesia católica a través del Papa Francisco, ha habido un giro menos aperturista también en coincidencia con los pasos atrás dados al respecto por el presidente norteamericano Donald Trump. El mensaje de Díaz-Canel no ha dado muchas esperanzas respecto de una mayor apertura democrática.

  1. Tantas torpezas reciprocas, prevalece el ansia de poder, de someter por sobre la convivencia pacífica. No me refiero solo a Cuba, es un sello de estos tiempos dentro y entre las naciones en un momento en que sobre todo necesitamos diálogo. Del diálogo depende la suerte de nuestra aldea global, nuestra casa común. Las actitudes de EEUU empujan grandes enemistades, se parece bastante a la parábola del banquete y los primeros lugares.

    Reply

Deja un comentario

No publicaremos tu direcci贸n de correo.