Costa Rica pondrá en marcha un plan piloto de buses eléctricos

Costa Rica pondrá en marcha un plan piloto de buses eléctricos

A partir de 2019 en la capital funcionarán tres buses a hidrógeno con propulsión eléctrica que no tienen emisiones dañinas.

En la capital de Costa Rica, San José, se pondrá en marcha un plan piloto para el uso de autobuses eléctricos para el transporte público. El objetivo de la iniciativa es la de disminuir la contaminación y dar un paso hacia la descarbonización de la economía. El plan piloto será puesto en marcha a partir de 2019 y contará con tres buses con motor a hidrógeno con propulsión eléctrica y con estaciones de recarga.

Según cifras oficiales, el sector transporte es responsable del 61% del consumo de hidrocarburos en Costa Rica, que es un país de reducidas dimensiones, con 4,7 millones de habitantes en el que circulan casi 1,7 millones de vehículos en las carreteras.

La iniciativa se realiza con base en el convenio firmado por el Gobierno, la Cooperación Alemana para el Desarrollo (GIZ), la Fundación Costa Rica-Estados Unidos para la Cooperación (CRUSA), el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, y también por ONG costarricenses, instituciones estatales, empresas de autobuses y bancos.

Gracias a una donación del Gobierno de Alemania a través de la GIZ y la fundación CRUSA, se pondrán operativos los primeros tres autobuses y las necesarias estaciones de recarga. El plan piloto costará 2,5 millones de dólares y evaluará el rendimiento de los nuevos vehículos eléctricos con la idea de emplear masivamente a futuro este transporte amigable con el ambiente.

“Para Costa Rica es fundamental generar un cambio en el transporte para alcanzar nuestro compromiso con el Acuerdo de París, y el cambio de paradigma hacia la descarbonización de la economía global”, afirmó en un evento oficial el ministro de Ambiente y Energía, Carlos Rodríguez.

Hacia 2030 si Costa Rica logra cambiar el 25% de su flota de autobuses por estos nuevos vehículos estaría evitando la emisión de 389 toneladas de CO2 lo que se traduce en un ahorro de 316 millones de dólares en combustibles convencionales.

Deja un comentario

No publicaremos tu direcci贸n de correo.