Con esperanza insistimos: ¡Vale toda vida!

Con esperanza insistimos: ¡Vale toda vida!

Comunicado de los obispos de Cuyo.

Los obispos de las Diócesis de San Luis, San Rafael, Mendoza y San Juan, habiendo realizado una jornada de reflexión y oración, queremos hacer llegar a nuestros feligreses, a los creyentes de otras religiones y a los ciudadanos en general, nuestra preocupación y dolor ante la posibilidad de que en nuestra querida tierra argentina la legalización del aborto sea una realidad.

Al mismo tiempo, con los ojos fijos en Jesús, mantenemos la esperanza de que es posible un camino diferente e inclusivo que proteja toda vida, especialmente la vida inocente en gestación, la de los más pobres y vulnerables, y de quienes tienen capacidades diferentes.

Sin eufemismos, afirmamos que se plantea la legalización de eliminar la vida más indefensa, la que crece en el vientre materno. Con el pretexto de promover algunos supuestos derechos individuales se sacrifica el derecho a la vida de los niños por nacer, que es el primero de los derechos humanos sin el cual no hay lugar para otros.

El proyecto aprobado con media sanción reviste rasgos de autoritarismo por la imposición de la obligación de ir en contra de los principios legítimos personales e institucionales respecto del cuidado de la vida. Por eso, queremos manifestar nuestro apoyo y cercanía a las personas e instituciones de la salud vinculadas a la vida naciente que en estos días nos acercaron sus angustias, preocupaciones y dolores. ¿Por qué deben anotarse los que presenten objeción de conciencia, y no más bien hacerlo los que están dispuestos a realizar prácticas reprobables? Nadie puede ser obligado a obedecer una orden que vaya en contra de sus principios, y de los mandatos objetivos del respeto a la dignidad de toda vida humana.

Valoramos el compromiso de tantos hermanos y hermanas que desde su vocación laical emprendieron campañas y participaron de movilizaciones promoviendo el cuidado de toda vida, y los alentamos a perseverar con claridad, firmeza y pasión en sus esfuerzos, pues ¡Vale toda vida! Así mismo agradecemos a los diputados que votaron a favor de la vida, soportando insultos y desacreditaciones provenientes de distintos sectores.

Solicitamos a nuestros senadores que asuman la responsabilidad que les compete como integrantes de la Cámara Alta y expresen con su voto a favor de la vida el sentir federal de nuestras provincias. Que los intereses económicos y demográficos, subordinados a factores de poderes internacionales, no determinen una decisión en contra de la vida. Pues insistimos: ¡Vale toda vida!

Confiamos a Nuestra Señora del Rosario, patrona de Cuyo, este camino que transitamos buscando promover el cuidado y crecimiento de toda vida.

San Juan, 25 de junio de 2018 

+ Jorge E. Lozano – Arzobispo de San Juan de Cuyo

+ Dante G. Braida – Administrador Apostólico Arquidiócesis de Mendoza

+ Eduardo M. Taussig – Obispo de San Rafael

+ Pedro D. Martínez Perea – Obispo de San Luis

+ Marcelo F. Mazzitelli – Obispo Auxiliar de Mendoza

Deja un comentario

No publicaremos tu direcci贸n de correo.