Cómo llegan las armas de Bosnia a los terroristas en Siria

Cómo llegan las armas de Bosnia a los terroristas en Siria

Desde los Balcanes, cientos de millones de dólares en armas han llegado al Isis y otros grupos financiadas por Estados Unidos y países del Golfo.

En los últimos años Bosnia Herzegovina registró un importante incremento en la exportación de armamentos. Como país de la ex Yugoslavia, la nación balcánica contaba con un arsenal de armas típicamente usadas por el bloque del Pacto Varsovia al que adherían los países del “socialismo real”. Con los años, algunos de esto tipos de armas fueron modificados para su actualización. Sin embargo, no se trata de tecnologías de punta o de material de alta calidad y, por lo general, se trata de armamento técnicamente liviano.

Lo que llamó la atención a los investigadores del Instituto de Estocolmo de Investigaciones por la Paz (SIPRI, en inglés) que realizan estudios sobre el mercado mundial de armamentos, es que entre los principales comprados de armas bosnias figuran los Estados Unidos, Arabia Saudita, Turquía y Emiratos Árabes Unidos. Es decir, países que no necesitan equiparse ese material, pues no solo disponen de armas de mucha mejor calidad y, en el caso de los Estados Unidos, es productor de armamentos altamente sofisticado y no rifles modificados de la familia de los kalashnikov.

Pero a medida en que fue posible liberar los territorios ocupados por el Isis y los demás grupos yihadistas que están asolando Siria, Iraq y Yemen, por ejemplo, fue posible descubrir el juego sucio realizado a través de la compra de armas a Bosnia y que sucesivamente eran direccionadas a los mencionados grupos terroristas que combaten el Gobierno del presidente de Siria, Bachar al Asad.

Armas 2El SIPRI cifra en unos 270 millones de dólares las exportaciones de armas de Bosnia Herzegovina, lo que para un país pequeño supone una importante fuente de recursos. Pero los gastos de los auspiciantes del jihadismo en Medio Oriente han sido todavía más cuantiosos. Según los investigadores, desde los Balcanes se han enviado cuantiosos envíos de armas. Qatar lleva invertidos en la guerra en Siria 3 mil millones de dólares, con la cooperación de Turquía que ha puesto a disposición el aeropuerto de Esemboga donde llegaron cientos de vuelos que transportaban 3.500 toneladas de pertrechos militares en los primeros meses de 2012 apoyando a los milicianos en Siria. Decenas de vuelos provenientes de Jordania, trasportaron 50 millones de dólares en armas compradas a Croacia por Arabia Saudita, en coordinación con la CIA. Oficialmente, se trataba de apoyar a los llamados “rebeldes moderados”. Pero hay pruebas fotográficas de la presencia de esas mismas armas en Mosul en 2014 y otros sectores de Iraq ocupados por el Isis, que incluso pudo hacerse con armas que Bosnia regaló al Gobierno de Baghdad. Asimismo, otras armas de ejércitos de países del Golfo fueron encontradas en los arsenales capturados al Isis, cajas con incluso el logo de las fuerzas armadas sauditas y de otros emiratos.

Otros centros de estudio señalan que, hasta el año pasado, los Estados Unidos han invertido unos 2.200 millones de dólares para equipar al ejército curdo-sirio (contra el que ahora combate Turquía), provenientes de países de los Balcanes.

En medio de este comercio perverso, la razón de recurrir a países balcánicos como proveedores es todavía más maléfica, puesto que dificulta establecer el vínculo directo con Estados Unidos u otros países de Occidente a través del tipo de armamento utilizado por estas milicias terroristas. Ante la incapacidad de los países balcánicos de hacer frente a esa gran demanda, los Estados Unidos recurren a países amigos del ex bloque soviético, como Georgia, Ucrania y Kazajistán, que llegan a Siria vía Turquía, Jordania y Kuwait.

Deja un comentario

No publicaremos tu direcci贸n de correo.