Cien mil imanes piden la paz

Cien mil imanes piden la paz

Daca, la capital de Bangladesh ha sido escenario de una multitudinaria manifestación en la que decenas de miles de líderes islámicos rechazaron la violencia y el terrorismo. El silencio de la prensa.

Cien mil imanes piden la paz. El título es llamativo pero el tema ha aparecido sólo en el diario vaticano L’Osservatore Romano el pasado 9 de abril. Y la noticia tuvo eco sólo en algunos sitios web católicos. Como a menudo revela la cobertura de noticias de los medios de comunicación, se cubre más el choque que la paz.

Sin embargo, Daca, la capital de Bangladesh, ha sido escenario de un episodio significativo. El país asiático se había mantenido alejado de los excesos del islamismo y, fundamentalmente, del terrorismo. Pero en los últimos años la situación ha cambiado radicalmente con crueles ataques a los extranjeros, pero en especial contra los bengalíes, cuya gran mayoría es musulmana. El país está siendo afectado por las tensiones que caracterizan en este tiempo el mundo islámico.

La semana pasada, en cambio, las calles de Daca se han llenado de imanes, predicadores y religiosos musulmanes, que han manifestado contra el terrorismo de cuño religioso e islámico. La oportunidad ha sido la celebración del 42 aniversario de la Islamic Foundation, a la que participaron destacados invitados provenientes de las grandes mezquitas de La Meca y Medina, dos ciudades símbolo para esta religión. Bangladesh, junto a Indonesia, Pakistán e India, es uno de los países con la mayor presencia de islámicos en el mundo.

También la primer ministro, Sheikh Hasina, se ha hecho presente a la masiva manifestación invitando a “difundir el verdadero mensaje educativo del islam”. “Musulmanes que matan a otros musulmanes en nombre de la yihad (guerra santa) no es islam. El islam no manda matar a otras personas”, recalcó la primer ministro. Hasina, dirigiéndose a los demás países islámicos, pidió aunar fuerzas “en una campaña para eliminar el terrorismo”.

Al llamado lanzado por la líder política se unió la voz de Shameen Afzal, director general del Islamic Foundation, quien afirmó que “el islam no enseña a conquistar un país”. Otros participantes manifestaron adhesión a esta idea, entre ellos el imán Mahamud Hasian, quien afirmó su compromiso a llevar a los fieles de su mezquita el mensaje de paz y a difundir las enseñanzas contra el extremismo.

Luego de los episodios de violencia que han ensangrentado el país, la manifestación de miles de líderes religiosos bengalíes ha sido significativa y valiente. Hace poco se convirtió en una tragedia el sitio de la policía a una cueva de militantes islamistas en la localidad de Moulvibazar, considerados miembros de la misma célula de los atacantes en el atentado perpetrado en Daca el 1 de julio del año pasado, en el que murieron varios extranjeros. En marzo, un atacante suicida murió cuando intentaba ingresar en el aeropuerto capitalino con explosivo. Las autoridades policiales excluyen por el momento que los islamistas estén vinculados al Isis, pese a la reivindicación que el grupo ha hecho de los ataques.

Pero si estos episodios tuvieron eco mediático, no lo tuvo esta manifestación pacífica en la que los líderes religiosos han afirmado su postura contra la violencia y el terrorismo. El silencio de los medios termina por no apoyar lo que puede favorecer la paz y la comprensión. Lo cual no deja de favorecer aquellos que pretenden imponer la teoría del choque de civilizaciones.

 

Para más información suscribite a digital.ciudadnueva.com.ar o a la versión papel en ciudadnueva.org.ar/revista/suscripciones.

  1. ¿Porqué no tuvo visibilidad en la prensa internacional? Cuando la prensa calla o oculta es porque responde a intereses perversos.Esos intereses perversos están relacionados con la industria de la muerte. Da mucho dinero? Si claro, pero no da vida, ni alegría, ni nada que valga la pena ser vivido. Lo hacen para beneficiarse ? Son beneficios torpes, inmediatos, siempre siento definitivamente que se debe ser muy ciego para llamar a estas cosas BENEFICIOS. Habrá otros que no lo harán por indiferencia, como el rico epulon no advertía la presencia del pobre Lázaro.

    Reply

Deja un comentario

No publicaremos tu direcci贸n de correo.