Centro América impulsará una agricultura sustentable adaptada al clima

Centro América impulsará una agricultura sustentable adaptada al clima

El Consejo Agropecuario Centroamericano lanzó una estrategia para que los países de la región garanticen la producción y la seguridad alimentaria.

Desde Managua, el Consejo Agropecuario Centroamericano (CAC) anunció el lanzamiento de la Estrategia agricultura sostenible adaptada al clima (EASAC) para la región del Sistema de Integración Centro Americano (2018-2030), considerada como el instrumento clave para impulsar una agricultura más competitiva, inclusiva, sostenible y adaptada a los efectos del cambio climático y de la variabilidad climática. El plan intenta incrementar la productividad mediante la conservación, el uso sostenible y eficiente del agua, de la biodiversidad, del suelo y del bosque, con el fin de garantizar la seguridad alimentaria y nutricional de la población.

El Dr. Luis Felipe Arauz Cavallini, Ministro de Agricultura y Ganadería de Costa Rica resaltó la importancia de la agricultura sostenible adaptada al clima (ASAC) para el abordaje de los desafíos que enfrenta la región, explicó que pueden representar oportunidades para mejorar el desempeño de la agricultura y destacó la relevancia que reviste para la seguridad alimentaria.

Añadió que la agricultura sostenible adaptada al clima tiene que ser una agricultura que se apoye en la gestión del conocimiento e hizo un llamado a integrar este enfoque en toda la cadena alimentaria. Arauz citó prácticas de uso eficiente y sostenible del agua en riego y la incorporación de materia orgánica al suelo, para ilustrar cómo se puede contribuir con el aumento de la productividad, la adaptación y a la mitigación del cambio climático.

Confirmó este enfoque el ministro de Desarrollo Agropecuario de Panamá, Eduardo Carles, actual presidente pro tempore del CAC, destacando los beneficios de acciones emprendidas en su país en consecuencia con los planteamientos de dicho instrumento regional.

En los próximos años, los países de la región SICA van a enfrentar la intensificación de la variabilidad y el cambio climático, los cuales pondrán en riesgo la agricultura de la región, clave para responder a las necesidades alimentarias y principal fuente de empleo para la población rural. La región es una de las más vulnerables del planeta al cambio climático.

El reto es aún más preocupante considerando el incremento demográfico, con 10 millones de personas más en la región en 2030 y, el subsecuente crecimiento y cambios en la composición de la demanda de alimentos.

Por todo ello, la agricultura sostenible adaptada al clima e inclusiva se presenta como una solución integral para mejorar ingresos y productividad, aumentar la resiliencia y capacidades para la adaptación al nuevo escenario climático.

Etiquetas

Deja un comentario

No publicaremos tu direcci贸n de correo.