Andrómeda y la Vía Láctea se fusionarán en una única galaxia

Andrómeda y la Vía Láctea se fusionarán en una única galaxia

Será dentro de 4 mil millones de años. Un estudio de un equipo de científicos de la Universidad de Michigan ha analizado anteriores fusiones.

Un grupo de científicos de la Universidad de Michigan (Estados Unidos), ha publicado en la revista Nature Astronomy el resultado de estudios que indican que nuestra galaxia, Vía Láctea y Andrómeda tienden a acercarse y dentro de 4.000 años, lo más probable, es que se fusionen originando una todavía más gigantesca galaxia.

Los científicos han utilizado telescopios como el Hubble y modelos matemáticos que pronostican la fusión entre las dos mayores galaxias del Grupo Local, la gran familia galáctica que dominan con su descomunal capacidad de atracción gravitatoria. Las galaxias están formadas por millones de estrellas separados por distancias inimaginables, por tanto, más que una colisión dramática entre Andrómeda y la Vía Láctea, cabe imaginarse una reorganización progresiva formará una gigantesca galaxia elíptica. Nuestro Sistema Solar quedará en una región aún más periférica de la que ocupa actualmente.

Andrómeda ya ha absorbido otra galaxia del Grupo Local hace 2.000 millones de años, según los científicos y las fusiones entre galaxias no son algo extraño. Lo notable en este caso es que M32p era unas 20 veces mayor que cualquier galaxia engullida por la Vía Láctea a lo largo de su historia.

Los estudios como el publicado pueden ayudar a cambiar la idea sobre lo que sucede cuando dos galaxias se unen. Entre otras cosas, se ha observado que Andrómeda mantiene su forma espiral, con los brazos característicos que también tienen nuestra galaxia. Se habría esperado que la colisión hubiese producido una galaxia elíptica, con una forma más parecida a una esfera, pero los brazos de Andrómeda resistieron. La acumulación de datos sobre Andrómeda y sobre nuestra propia galaxia está cambiando la idea que se tiene sobre cómo será su futuro. Hasta este mismo año, se creía que era mucho mayor que la Vía Láctea y que acabaría absorbiéndola cuando llegase el encuentro. Sin embargo, un artículo publicado en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society en febrero calculaba que las dimensiones de las dos galaxias eran similares. Habrá que seguir estudiando y observando el universo para comprender qué sucederá dentro de 4.000 millones de años, cuando se producirá la fusión.

Deja un comentario

No publicaremos tu direcci贸n de correo.