500 veces Messi

500 veces Messi

El crack argentino marcó dos tantos en la victoria 3 a 2 del Barcelona como visitante del Real Madrid y llegó al medio millar de goles con la camiseta blaugrana.

La imagen de Lionel Messi mostrándole la camiseta del Barcelona a un estadio Bernabeu en silencio ya recorrió el mundo. Es tapa de todos los medios. Son de esos momentos épicos que quedarán registrados por siempre. Claro, usted dirá que esto ya lo hemos dicho en algún momento. Y razón no le falta. El libro que narra la historia deportiva del crack argentino tiene cientos de páginas doradas. Y la de ayer lleva el número 500 marcado a fuego.

Por otra parte, Lionel siempre busca un momento especial para lograr estas marcas inigualables. ¿O será que su talento hace que cada momento sea especial en su carrera? Como sea. Hablamos del partido que en la previa tenía un carácter decisivo. Real Madrid puntero de la Liga española, a tres puntos del Barcelona y con un encuentro menos. Era la única y última chance de los catalanes de no perderle pisada, en un contexto poco feliz para el club catalán que siente que su más exitoso y prolongado ciclo va llegando a su fin. Eliminado de la Champions League, arrebatarle el torneo local a su archirrival podría ser el mejor aliciente. Sobre todo teniendo en cuenta que Cristiano Ronaldo y compañía están de parabienes, en semifinales del certamen continental europeo y con el ánimo en alza.

Con ese marco, el partido estuvo a la altura de las grandes expectativas que siempre generan estos duelos. Resultado cambiante, primero el Real, luego una primera maravilla de Messi para igualar el marcador, después su compañero Rakitic puso la ventaja con un tremendo zurdazo y a 5 minutos del final el colombiano James Rodríguez empató y parecía decretar el final de la Liga.

Pero el Barcelona siempre tiene algo más para dar, sobre todo cuando la luz de Messi brilla incandescente. Corajeada de Sergi Roberto mediante, y luego de dos toques más, Lionel se buscó el espacio para quedar frente al arco, en la posición que más le gusta, para decretar la victoria con un zurdazo que lleva su marca.

¡¡¡500 goles!!! Sí, sí. ¡¡¡500!!! Recuerde este número. Recuerde el contexto. Y recuerde, sobre todo, que siempre que se lo dé por abatido, Messi tendrá un nuevo truco para mostrarle al mundo que su magia está intacta. Como cuando aquel 1 de mayo de 2005, después que le anularan su primer gol, lo repitiera exactamente minutos después…como para que quede claro que, en la vida deportiva de Lionel Messi, nada es casualidad.

Para más información suscribite a digital.ciudadnueva.com.ar o a la versión papel en ciudadnueva.org.ar/revista/suscripciones.

Etiquetas

Deja un comentario

No publicaremos tu direcci贸n de correo.